Actualizado hace: 9 horas 45 minutos
Presunto asesino recibe protección
Realizan seis allanamientos por caso Honorio Cevallos

El crimen del presidente del Delfín, Honorio Cevallos, ocurrido el sábado anterior, desencadenó el allanamiento de varias viviendas, la noche del jueves, y la protección del supuesto asesino que fue transferido a otra provincia.

Viernes 21 Enero 2011 | 18:55


Luis Vera Mora, alias “Apretadito”, quien fue detenido el martes en la playa de Tarqui, fue trasladado a la Penitenciaría del Litoral.
El joven de 23 años había dicho que si lo enviaban a la cárcel de El Rodeo en Portoviejo lo podían matar, por lo que el juez decidió trasladarlo hasta Guayaquil.
La Policía sostuvo que Vera reconoció que mató al empresario, pero no dio nombre de quién le pagó para hacerlo.
El jueves en la noche, con una orden emitida por el juez Octavo de Garantías Penales, Winter Zambrano, el fiscal Alfonso Vélez, varios policías allanaron seis domicilios en Cristo Rey, Los Algarrobos, La Pradera (tres casas) y en la parroquia Leonidas Proaño de Montecristi.
Ellos buscaban a cinco personas para investigarlas, pero sólo encontraron a tres.
A ellos les preguntaron en dónde se encontraban el día del asesinato de Honorio Cevallos. Después de contestar estas y otras preguntas fueron liberados.
En esta operación la Policía encontró en una casa un carro Nissan Sentra totalmente desarmado y trajes de militares.
La Policía investiga la procedencia de estas evidencias.
Sobre los allanamientos el fiscal César Ponce, quien está a cargo de la investigación del asesinato de Cevallos, dijo que no le avisaron nada del operativo, lo que no le parece correcto pues ya existe una instrucción fiscal y por lo tanto un proceso.
“Si yo estoy a cargo de la investigación, debieron avisarme”, dijo Ponce.
El juez Zambrano, explicó que emitió las órdenes de allanamiento porque la Policía tenía urgencia de realizar los operativos.
“El fiscal Ponce estaba con licencia y ante la premura, tuvimos que recurrir al fiscal de turno. Alfonso Vélez”, dijo. El juez señaló que el procedimiento es legal.
Los miembros de la familia Santana Carrillo, quienes viven en el barrio Cristo Rey, en donde se efectuó uno de los operativos, acusaron a la Policía de abuso de autoridad.
Teresa Espinoza dijo que los policías llegaron en forma prepotente, rompieron candados e hicieron pasar un gran susto a una pareja de ancianos que sufre del corazón.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala