Actualizado hace: 50 minutos
Manta
Autoridades descubren una masiva estafa

Más de 35 personas denunciaron ayer haber sido víctimas de una estafa de contratos con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Pero se estima que la cifra de estafados bordea las 70 personas, según la Policía.

Viernes 21 Enero 2011 | 00:00


Los perjudicados son de Manta, Portoviejo, Jipijapa  Bolívar y otros cantones.
Según la denuncia, cada persona debió cancelar entre 3 y 6 mil dólares por un empleo.

HECHO. Todo dependía del cargo que ocuparían dentro de la institución.
El supuesto estafador fue identificado como Jhonny Mendoza Macías, quien es de Portoviejo. El hombre habría ofrecido contratos de trabajo en el IESS.
Mendoza fue detenido ayer en el Seguro de Manta, mientras intentaba cobrar el dinero restante de los contratos a sus clientes, según una perjudicada.
Uno de los engaños que Mendoza utilizó fue comunicar a  sus víctimas que la tarde de ayer iban a obtener sus trabajos, luego que  fueran posesionados por el director Nacional del IESS,  Ramiro Gonzáles, quien estuvo ayer en la ciudad y luego de enterarse de lo sucedido se dirigió hasta la Fiscalía para realizar la denuncia. 
Gonzáles dijo que la estafa alcanzaría los 200 mil dólares.
Mientras que el presunto estafador fue puesto bajo prisión.
Carlos García, director Provincial del IESS, relató que estaban reunidos ayer en Manta con Ramiro Gonzáles por otros temas, cuando su chofer había conversado con una amiga, quien le comentaba de su nuevo empleo. Ella era una de las estafadas.
El chofer de García tomó en sus manos el supuesto contrato que portaba su amiga para enseñárselo al director provincial, quien también se lo mostró a Gonzáles. Los contratos tenían la firma falsificada del Subdirector Nacional de IESS. Ante esta novedad se llamó a la Policía.
Cuando los agentes llegaron al lugar preguntaron a la mujer quién le había entregado el documento, ya que éste era falso.
Varias personas escucharon del caso y empezaron a alarmarse y señalaron a Jhonny Mendoza, quien estaba allí.
Mendoza dijo que él también había sido engañado por Alexandra Mosquera, una supuesta funcionaria del IESS  de Quito, y quien le ofreció empleo a cambio de vender plazas de trabajo.
Uno de los perjudicados realizó una llamada telefónica a la supuesta funcionaria, quien respondió y dijo que ella aún estaba entregando los contratos, pero para darlos quería a cambio que se le depositen mil dólares a una cuenta bancaria que no fue revelada. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala