Actualizado hace: 5 minutos
u Personas discriminadas pueden plantear un recurso de amparo
Profesiones sin acceso a crédito
PAGO La venta de electrodomésticos crece en diciembre. Quienes no son aceptados como clientes buscan alternativas para adquirir sus productos

Periodistas, policías y abogados forman un trío al que los almacenes de electrodomésticos prefieren tenerlos de amigos, pero no de clientes. Si ellos desean comprar un artefacto las puertas están abiertas siempre y cuando paguen de contado, pero no a plazo.

Domingo 10 Diciembre 2006 | 21:07

Patricio Barahona, gerente en Portoviejo de Artefacta, dice que su experiencia le ha enseñado que de 10 abogados “nueve y medio buscan argucias para no pagar”. El recelo con los abogados no sólo es de Artefacta sino de todos los almacenes de electrodomésticos en el país, sostiene. Para el agente fiscal Byron Bello, los abogados no buscan argucias para no pagar, sino que como obvios conocedores de la ley saben defenderse a la hora de comprobar que el producto adquirido no cumple las especificaciones y está reñido con la Ley de Consumidor. Considera que la actitud de los almacenes contra los abogados es discriminatoria y, por lo tanto, ilegal. Barahona manifiesta que no lo es porque una compañía privada se reserva el derecho de vender o no su producto. Y tiene, por lo tanto, la potestad de elegir a sus clientes. Paulina Murillo, que es parte de la asesoría legal de la Tribuna del Consumidor (Quito), comparte la posición de Bello. Señala que los locales comerciales violan la Constitución que habla de la igualdad de los ciudadanos. La posibilidad que tienen quienes se sienten discriminados es plantear un recurso de amparo constitucional para que la justicia haga respetar sus derechos como clientes y consumidores, sugiere. A los periodistas se los acusa de que se aprovechan “de pertenecer al cuarto poder del Estado” para no pagar el producto adquirido y están cercanos al pensamiento de los abogados. Leonor, una guayaquileña que vive en Manta, fue a un almacén a comprar un televisor a plazo. No le vendieron por ser periodista. Fue su primera desagradable experiencia como potencial cliente. Envió el dinero a Guayaquil para que su mamá comprara el artefacto. Los cambios continuos Los almacenes tampoco quieren como clientes a los policías. Para las casas comerciales los gendarmes representan el título de una película de la actriz mexicana la India María: “Ni de aquí ni de allá”, porque ellos son trasladados continuamente de ciudad y es difícil seguirles los pasos. La mejor opción es no venderles a plazo. El sargento Washington Badillo manifiesta que dentro de la institución se han buscado soluciones. Una es que la Policía firme convenios a nivel nacional con almacenes y comisariatos y que se descuente la compra de a poco de los roles de pago. Patricio Barahona GERENTE ARTEFACTA Los abogados han demostrados ser malos clientes. Para evitar problemas, los almacenes han optado por no venderles. Byron Bello FISCAL Los abogados, debido al discrimen de los almacenes, optan por comprar al contado o buscar que un tercero compre los artefactos. Washington Badillo POLICIA A nosotros nos pasa lo mismo que a los abogados. Como alternativa la Policía trabaja con almacenes con los que firma convenios.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala