Actualizado hace: 5 horas 47 minutos
EDUCACIÓN
Niños que aprenden a ahorrar dinero

La importancia que los niños le den al ahorro del dinero depende de los padres, éste es uno de los aspectos de la vida en el que se los debe educar.

Martes 18 Enero 2011 | 00:00


Es lógico que los niños no comprendan de buenas a primeras el significado del ahorro, porque ellos no son quienes trabajan para proveer las necesidades en casa, por lo tanto no tienen que esquematizar cómo van a mantenerse.

 opciones para enseñar. Hay muchas maneras en que se puede enseñar a los niños a ahorrar su dinero y que estos aprendan a construir su camino hacia la prosperidad, una vez alcancen la edad adulta.Una de las formas más populares es otorgarle
una pequeña cuota de dinero de manera periódica y que de esta, los niños sepan que tienen que conservar un porcentaje para sus emergencias, a pesar de que sea el padre quien verdaderamente supla estas necesidades. Otra manera muy eficiente es que el niño aprenda a ganarse el dinero con trabajo, así comprenderá el valor que tiene recibirlo a base de esfuerzos y será más precavido a la hora de gastarlo.

 LA  inversión. Una de las mejores maneras para enseñar a los niños a ahorrar es la inversión. Los niños mayores de 12 años son muy inteligentes y tienen más capacidad para entender sobre el tema. Algo que se aconseja a los padres es que abran  una cuenta de ahorros para sus hijos, a partir de esto los animan a depositar dinero todos los meses. Cada vez que los niños depositen en dicha cuenta, los padres pueden acreditar a esta la misma cantidad de dinero. De esta forma, un niño que está ahorrando 10 dólares, estaría en realidad recibiendo 20 dólares en su cuenta, como un incentivo a la actividad que efectúa. Es recomendable que el infante  no compre cosas innecesarias.
 Mientras más temprano se les oriente acerca del tema, más temprano ellos comprenderán  la importancia del ahorro y la inversión de dinero y cómo en crisis posteriores ellos pueden superarse. <

 

También se aprende con el ejemplo

Los niños desde muy corta edad aprenden que el dinero se utiliza para recibir algo a cambio, este proceso, por ejemplo, se ve desde las esferas de la máquina de golosinas, que pide  insertar una moneda. Aunque los niños de muy corta edad pueden no entender de los precios o saber cuántos centavos hay en un dólar, efectivamente observan y aprenden este proceso de intercambio. Los padres son los encargados de hacerle comprender a un niño los beneficios del ahorro.  Esto, de igual forma, permitirá el  desarrollo de otras aptitudes, entre ellas las de tomar decisiones, fijar prioridades en lo que desea comprar o invertir, posponer en algunas ocasiones el depósito, en el caso de que el infante tenga una cuenta de ahorros, compartir e interactuar con otros acerca del tema.
Es en el hogar donde se aprenden los buenos hábitos respecto al dinero, ya que los padres  son modelo para sus hijos. Los infantes aprenden además por el ejemplo que le dan sus progenitores, más que con palabras. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala