Actualizado hace: 4 horas 7 minutos
evento
convocan a premiación

La Fundación Fernando Rielo y la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) convocan a la Premiación del XXVI Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, evento que se desarrollará este martes a las 19h00 en el Centro Regional Quito de la UTPL.

Domingo 10 Diciembre 2006 | 19:43

El Premio Mundial de Poesía Mística fue creado en 1981 por Fernando Rielo, fundador del Instituto de Vida Consagrada de Misioneras y Misioneros Identes, con el fin de promover la poesía mística y para encontrar y dar a conocer el trabajo y pensamiento de aquellos poetas poseedores de una elevada espiritualidad y una auténtica expresión literaria. El reconocimiento alcanzado por este premio ha permitido que las ceremonias de entrega se realicen en sedes internacionales tan prestigiosas como la ONU en Nueva York, el Senado de Francia, la UNESCO en París, los Ayuntamientos de Roma, Colonia y Madrid, el Museo del Prado de Madrid y la Embajada de España ante la Santa Sede. Por ello, es un privilegio especial que Ecuador, específicamente la Universidad Técnica Particular de Loja sea considerada sede para este trascendental evento por cuarta ocasión. Por la importancia del evento, el acto de premiación será transmitido por el sistema de video conferencias a los centros universitarios de Guayaquil, Cuenca, Ibarra, Santo Domingo, Ambato, Latacunga, Guaranda, Portoviejo, Quevedo, Esmeraldas, Tulcán, Machala, Manta, Riobamba y Loja. Acerca de la poesía mística La poesía mística plantea sus propias exigencias. Una de ellas, la primordial, es la sinceridad. El poeta místico no crea realidades virtuales. Transfiere al lenguaje poético lo que antes ha sido vivencia personal. Otra exigencia es la creatividad. No se puede hacer poesía mística a partir de lugares comunes o imágenes estereotipadas. En tercer lugar, la poesía mística no se plantea la búsqueda de Dios, ni ensaya sentidos comprensivos del mundo, ni pretende justificar apologéticamente las tragedias humanas. Como la mística, la poesía que lleva tal calificación, parte de la unión con Dios, por lo que sus imágenes son unitivas, celebrativas, gozosas. Como expresa el mismo Fernando Rielo: “La poesía mística tiene por finalidad la confesión de la fe. La palabra humana, siendo imagen y semejanza de la palabra divina, debe trazar con mística pincelada un lenguaje de perfumadas esencias escondidas que evoque, sin ambages, el celeste destino humano”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala