Actualizado hace: 1 hora 29 minutos
Le salvó la vida a un menor en EE.UU.
Donan los órganos de niña muerta en Tucson

Los órganos de Christina Taylor Green, de nueve años de edad y la víctima más joven del tiroteo del pasado sábado en Tucson, fueron donados y ya salvaron la vida de un niño, se informó ayer.

Domingo 16 Enero 2011 | 00:00


En el funeral de Green que se celebró el jueves, el obispo de la Diócesis en Tucson, Gerald Kicanas, anunció que los órganos de la menor fueron donados.
El diario Arizona Republic informó que un amigo no identificado de la familia aseguró que recibieron una llamada del Centro Nacional de Donantes para confirmar que uno de los órganos de Christina ya había salvado la vida de un niño en la costa este del país.
La estudiante de tercer grado era una reconocida atleta que le gustaba el ballet, la gimnasia, la natación y el béisbol.
Green fue una de las seis personas que falleció por las balas disparadas presuntamente por Jared Lughner, un joven de 22 años que hirió a la congresista de Arizona Gabrielle Giffords, durante un acto público en un centro comercial el pasado 8 de enero. Otras 13 personas resultaron heridas.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala