Actualizado hace: 8 minutos
MONTAJE EL CINE AL DÍA
RED

Hace unos días, en esa fortaleza que es la sala de un cine cuando las luces se apagan, vi el trailer de RED por primera vez. La verdad es que me emocioné y hasta me reí. La persona que me acompañaba, al contrario, soltó un suspiro de absoluta decepción. Por qué vería algo así? Lo dijo queriendo preguntárselo a sí misma pero sabiendo que el proyectil iba dirigido a mí. Por qué no?, pregunté yo.

Domingo 16 Enero 2011 | 00:00



No hay que ser ningún genio para descifrar lo que hay detrás de RED, un gran reparto haciendo cosas que ya no están en edad de hacer. De hecho, de eso se trata: un grupo de agentes retirados que se niegan a retirarse por completo de la acción. Y es precisamente en esa contradicción donde se apoya el valor que tiene o puede tener esta película. Porque más allá de Bruce Willis (que vendría a ser, metafórica y físicamente, el pelado del grupo), la siempre efectiva Helen Mirren, el soberano Morgan Freeman y un John Malkovich que trata a toda costa de burlarse de sí mismo mientras reparte bala junto al resto del elenco, hay una postura, un discurso, si quieren. Al final del día, o mejor dicho de la función, RED habla de una nueva forma de envejecer que es, valga la paradoja, no envejeciendo. Ver a Helen Mirren detrás de una ametralladora no es solo divertido sino que además es un mensaje de esperanza. Aunque todo demuestre lo contrario, cintas como RED se empeñan en probar que la vejez no es tan mala como dicen cuando se la hace a un lado, una práctica muy siglo XXI, ahora que lo pienso. Dicen que en este siglo la adolescencia puede durar hasta los setenta y que se puede andar en jeans hasta llegar a la tumba. RED no es exactamente eso, pero algo de eso hay. Más que una película con mejores actores que personajes y con malos que no lo son lo suficiente como para ser buenos, aquí hay gente talentosa que la está pasando bien, que está como de vacaciones, libre, haciendo todo lo que no puede hacer en historias complejas que demandan todo su potencial. Quizás esta sea una cinta para ellos y no para nosotros.

RED viene de una novela gráfica y se da el lujo, se toma el atrevimiento, de parecer un dibujo animado. Nada es real y nada tiene por qué serlo y dejémoslo así porque de otra forma no creeríamos nada de nada. La batalla más grande de estos personajes es contra el tiempo y contra la vida misma. Y qué mejor remedio que seguir viviendo así, como si nada, como si se pudiera volver a ser quien se fue sin caer en el inmenso precipicio que existe entre una persona y la otra.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala