Actualizado hace: 4 minutos
ROCAFUERTE
El invierno afecta las ventas de artesanías
Klever Loor Mejía, en su negocio de ollas de barro

Las ventas de artesanías elaboradas en barro han disminuido en el sitio Sosote del cantón Rocafuerte, afectando a los comerciantes y a quienes están detrás del proceso productivo.

Sábado 15 Enero 2011 | 09:25

Aproximadamente diez locales que venden ollas de barro y otros utensilios para el hogar experimentan la misma situación que Kléver Loor Mejía, quien manifestó que antes del invierno sus ventas diarias llegaban a los cincuenta dólares, pero actualmente no llegan ni a cuatro dólares.

“Todo se debe al invierno y a que la gente quedó gastada por las compras que hicieron durante Navidad y fin de año”, manifestó el comerciante.

Las artesanías se expenden al filo de la carretera, en la vía Portoviejo-Crucita, específicamente en el sitio Sosote del cantón Rocafuerte, pero son elaboradas por hábiles manos de mujeres que viven en la comunidad de San Pedro y fabricadas con el barro que se extrae en el sitio Valdez, otra comunidad del mismo cantón.

El impacto en este rubro afecta a decenas de familias en sus distintas etapas, es decir a quienes recolectan el barro, porque con la baja demanda de los productos elaborados también decae la demanda de la materia prima; las artesanas también sufren porque disminuye el pedido de las artesanías y el comerciante sufre porque las ventas no llegan a lo que se espera.

En estos puesto de encuentran artesanías que cuestan desde un dólar hasta 25 dólares, como las ollas grandes para los antiguos hornos, llamados también fogones, que emplean la leña como medio de combustión.

Las artesanías también son utilizadas como bases para arreglos florales, como maceteros en los jadines, y como ollas para la cocción de alimentos, al igual que se lo hacía en la época de las abuelitas.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala