Actualizado hace: 4 horas 50 minutos
El triunfo del Cristo Rey

Una vez más, le ha tocado a la juventud manabita que se educa en el colegio Cristo Rey, de Portoviejo, sacar adelante el prestigio de la educación que reciben las nuevas generaciones en nuestra provincia.

Sábado 09 Diciembre 2006 | 21:44

Más allá de las competencias y rivalidades triviales que a veces se dan entre los muchachos de uno u otro plantel, propio esto del ímpetu juvenil y del cariño y amor que sienten por la camiseta de su colegio, tenemos que reconocer que, en general, la juventud manabita y portovejense vive en un clima de armonía que hace de este triunfo del Cristo Rey no solo un motivo para celebrar en el amado colegio que queda al lado del Cementerio (donde los cristorreginos “sepultamos” a la ignorancia día a día). No mis amigos, este triunfo singular, tal como el obtenido hace casi 2 décadas en el concurso “Quien sabe, sabe”, es un triunfo de la juventud portovejense toda, en particular, y de la manabita en general. A quienes piensan ignorante y equivocadamente que a los manabitas nos es extraño el acerbo cultural, el cultivo de las letras, la pasión por el conocimiento o las ganas de aprender dentro de un régimen de alegría, disciplina, entrega, sacrificio, valores y dedicación, tal cual lo vivimos quienes estuvimos en el colegio querido que nos brinda saber y virtud, para aquellos que creen que en Manabí solo hay valor en los hombres o belleza en las mujeres. Es para ellos que debe quedar patente este triunfo cristorregino, fruto del alma soñadora, espíritu desafiante, mente curiosa y ávida de conocimientos, y del alma decidida y llena de temple de aquellos muchachos que han demostrado la sabiduría encerrada en la enseña “Ser más para servir mejor”. Gracias una vez más a los muchachos cristorreginos que han sabido llevar siempre en alto la escarapela y colores de la querida institución; gracias a los maestros, como Rodrigo Buitrón, Clodovico Cevallos, Primitivo Ganchozo y esposa, Santiago Jurado y esposa, y muchos otros que injustamente faltan por nombrar, que han sabido transmitir no solo el conocimiento sino también los valores y filosofía nobles que guían sus cátedras. Y gracias a la Compañía de Jesús, en la persona de los padres Mendoza, OTO ( Acosta Pólit ), Valpuesta, Silva, Hnos. Maldonado y Rugel, y muchos otros que tienen en el Cristo Rey su mejor legado de agradecimiento a la sociedad manabita, que tan bien los ha tratado y acogido, de manera merecidísima por cierto. Una vez más, felicitaciones muchachos, de parte de un ex-alumno que desde la distancia en su postgrado les felicita y les hace saber el sano orgullo e inspiración que dejan ustedes con sus logros. Ojalá que la sociedad manabita y ecuatoriana pueda, en el corto plazo, brindar los cambios que generen la suficiente justicia social y equidad en el reparto de la riqueza, para que no sólo el Cristo Rey, sino todos los colegios, de Manabí, alcancen muchos y mejores logros, no solo en los concursos sino sobre todo en la vida, donde es en verdad que uno acaba poniendo en práctica todo aquello que en los claustros del saber cristorregino se aprende y cultiva. La juventud manabita, que ayer cambió al Ecuador acompañando a Alfaro en sus batallas, es la misma juventud gloriosa y libérrima que debe hoy gestar los cambios que su patria anhela, desde los pupitres y las aulas, pues solo quien estudia, vence al tirano cruel de la ignorancia. Felicidades…….………y ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Salud campeones !!!!!!!!. ¡¡¡Viva Alfaro, viva Manabí, viva Ecuador!!! Dr. Juan Carlos Elizalde Joza Curso Superior de Posgrado en Cardiología. Universidad René Favaloro Buenos Aires - Argentina
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala