Actualizado hace: 16 minutos
Ma. Soledad Vela Cheroni
El puerto de Manta, el puerto de Bahía

Manta y Bahía se parecen porque ambas ciudades están frente al maravilloso mar Pacífico, porque son puertos naturales y porque hemos tenido una aspiración común: un puerto. El uno de transferencia, la puerta del Ecuador al mundo, el otro artesanal y turístico, la puerta del desarrollo para la Zona Norte de Manabí.

Sábado 09 Diciembre 2006 | 21:38

Manta logró con la unión de líderes que no claudicaron, aún cuando hubo sectores que no los apoyaban, que se haga realidad esta obra. Hubo momentos duros en los que había que convencer a la opinión pública no solo del cantón sino de la provincia. Manta se unió y comprendió que era emergente el puerto, hoy es una realidad que se forjará en un par de años. Bahía ha estado estancada porque a pesar de que el pueblo reconoce el valor del Puerto en Punta Bellaca, a lo largo de la historia han habido líderes negativos que nos han arrebatado este sueño. Nos lo arrancaron por falta de gestión, por falta de voluntad política, con una oposición frontal o sesgada; de una u otra forma han dilatado la construcción de esta obra. Manta camina con paso certero, dialoga con el presidente electo, dialoga con el mundo. Hubo tenacidad, comunidad de objetivos y el desarrollo como meta. Ahora somos testigos de una meta cumplida y un pueblo abierto a Manabí y al Ecuador. Bahía añora y debe aprender que la unión fue la única salida. Decisión política, tenacidad y un sueño común. En esta época en que impulsar proyectos productivos es una constante para el avance, es el momento para que Bahía y la Zona Norte compartan esta meta e inicien el siglo XXI de una manera diferente. Los buenos ejemplos hay que seguirlos dice un refrán popular. ¿Por qué no nos imbuimos del entusiasmo de Manta? ¿Por qué no nos unimos en torno al puerto, una obra que generará el desarrollo que tanto anhelamos? ¿Será el temor a que haya un avance paralelo de todos los sectores, o qué oscuros intereses han detenido esta obra? El presidente electo se ha comprometido con el puerto en sus visitas al cantón Sucre porque encaja perfectamente en la concepción de desarrollo que se quiere impulsar. Ahora la ciudadanía podría aliarse a la obra y las autoridades integrarse en torno a este ideal. Hay otras obras como el puente que ya iniciaron su camino, pero nunca debemos olvidar que un puerto pesquero generará fuentes de ingreso no solo en la etapa de construcción. Un puerto significa miles de plaza de trabajo para la zona. El puerto en Punta Bellaca es sinónimo de desarrollo y éste de bienestar. ¿Es ese nuestro norte?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala