Actualizado hace: 6 horas 10 minutos
Insólito
Expulsó de un estornudo la bala que le había impactado en la cabeza

En momentos que los cirujanos se preparaban para intervenirlo, Darco Sangermano, de 28 años, expulsó de un estornudo por las fosas nasales la bala perdida que le había impactado en la cabeza, en un caso médico sin precedentes.

Miércoles 12 Enero 2011 | 11:31

Este insólito suceso se registró en el hospital en Nápoles donde el joven había sido internado para para una intervención de urgencia tras ser impactado en el cráneo por una bala perdida durante la celebración del Año Nuevo.

El parte médico señala que el proyectil entró en la cabeza y pasó por detrás del ojo derecho para luego incrustarse en una fosa nasal, pero milagrosamente no causó daños graves.

Según la especialista en temas de salud de BBC Mundo, María Elena Navas, 19 de cada 20 disparos a la cabeza son mortales. No obstante, los médicos que atienden a la víctima italiana le pronostican una recuperación total.

La BBC informa que Sangermano estaba pasando el 31 de diciembre con su novia en Nápoles para celebrar la llegada del Año Nuevo.

Los médicos explicaron que la bala redujo su velocidad cuando chocó contra el cráneo, lo que muy seguramente le salvó tanto la vista como la vida.

Los facultativos explicaron que la bala redujo su velocidad cuando chocó contra el cráneo, lo que muy seguramente le salvó tanto la vista como la vida.

Se espera que Sangermano sea sometido a una cirugía ocular con láser para corregir el daño a la retina de su ojo derecho.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala