Actualizado hace: 52 minutos
EDITORIAL
Portoviejo requiere más puentes

La conocida expresión “un puente más un abismo menos” ya no cabe en lo quimérico en la actualidad. Portoviejo, la capital manabita, “Ciudad de los Reales Tamarindos”, por mencionarla con una sinonimia poética con la que es conocida en el ámbito local, provincial y nacional, requiere urgentemente que se la dote de más puentes.

Miércoles 12 Enero 2011 | 00:00

Hay que reconocer que el último construido, El Papagayo, ha sido una obra importante no sólo en la descongestión vehicular sino, obviamente, en la intercomunicación de los habitantes de las dos orillas que divide el legendario y actualmente maltratado río Portoviejo. No obstante ese hecho de significativo aporte a la urbe por la construcción del referido viaducto, la proliferación de automotores es en porcentaje casi inversamente proporcional a la significativa tasa de población de esta ciudad.
El requerimiento técnico demográfico no resiste el análisis de especular sobre su difícil realización que se le puede atribuir por los costos pertinentes, y que demagogos políticos podrían utilizarlo como muletilla de sus lemas de campañas, sino que ésta se la debe liderar con seriedad de acuerdo a las exigencias de la ciudad y con la profesionalidad requerida. Por lo pronto hay uno que ha idealizado el alcalde, en Puerto Real, que está por complementar su programación y cumplir con las exigencias ambientales, que puede ser seguido por los que el apuro aconseje. Hay varios anteproyectos presentados, como el que uniría la calle Alajuela con Andrés de Vera, sugerido por el arquitecto Carlos Vásquez.
La ciudad se beneficiaría no sólo en el descongestionamiento vehicular, sino que ganaría en su ornamento, en el atractivo turístico que propiciaría un justo apelativo como la urbe de los puentes. Ojalá que pueda hacérselos para beneficio de los habitantes y visitantes de esta capital provincial. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala