Actualizado hace: 1 minuto
Seguimos perdiendo
Seguimos perdiendo
Por: Erwin Valdiviezo
evaldiviezo@eldiario.com.ec

Martes 11 Enero 2011 | 00:00

Efectivamente, en Manabí seguimos perdiendo en presencia y respeto, pues no se puede (ni debe) permitir que nos sigan manejando o tutelando a pretexto de que acá no sabemos o no podemos hacer bien las cosas.

Y es que resulta increíble que en varias de nuestras instituciones, que ya están manejadas desde Quito, encontremos que quienes las dirigen son  "afuereños" que por poco nos dicen qué debemos hacer, qué pedir y hasta qué necesitamos.
Y lo peor es que a muchos de nuestros representantes como que les gusta esa realidad.
En la JRH de Jipijapa, hasta hace poco se mantuvo como gerente y "mandamás" a un guayaquileño que durante el mucho tiempo que estuvo en la institución no solucionó el eterno problema de la falta de agua a esa zona; más bien manejó muchos millones en compra de tuberías a sus propios familiares y luego se fue (o lo sacaron) y no pasó nada, porque, o la gente de esa parte de Manabí estaba contenta con esa persona o porque tenían miedo de meterse con alguien "fuerte" del gobierno.
En Autoridad Portuaria de Manta, ahora es que hay unas dos o tres caras conocidas, pero hasta hace poco (y creo que por eso también se cae la concesión del puerto) el directorio de la entidad ha estado integrado por gentes y delegados "expertos" de otras provincias. Y tampoco nadie ha reclamado y Manabí así ha perdido espacios y representatividad, que también se aprecia en la refinería del Pacífico, totalmente controlada e "impulsada" por un funcionario traído desde Quito, dejando sólo roles secundarios a nuestra gente.
Y lo que fue la CRM - ahora Senagua - no puede ser más patético, que no sirve para nada porque todo se decide en la capital de la República, ahora ya no tiene ni siquiera un funcionario nuestro; y con gusto y agrado de los oficialistas vemos cómo nos "imponen" a un "subsecretario" de la Sierra.
También ha ocurrido que en los últimos años nos han enviado funcionarios de otras provincias a Emelmanabí (ahora CNEL), a la CNT (antes Pacifictel), a las subsecretarías de Pesca y Obras Públicas y hemos aguantado. Pero si las cosas se han vuelto recurrentes, como que ya toca analizar qué mismo es lo que pasa con nuestra capacidad de reacción para hacernos valer y hacernos respetar.
Algunos creemos que la falta de representación manabita en el poder central es lo que nos está ocasionando que no tengamos buenos interlocutores para defender la presencia de comprovincianos en nuestras instituciones.
No podemos permitir que nos sigan tutelando institucionalmente o nos sigan imponiendo políticamente, porque si dejamos que las cosas se sigan haciendo como piensan o quieren los de afuera, aparte de perder identidad, estamos permitiendo que nos crean tontos y sin reacción.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: