Actualizado hace: 6 horas 20 minutos
Santo Domingo de los Tsáchilas
Guerra a las invasiones

Las invasiones se han convertido en el dolor de cabeza del presidente Rafael Correa. Y aunque actualmente los controles se hacen solo en Guayaquil, el mandatario ha advertido que acabará con los traficantes de tierra de Babahoyo, Quevedo, Santo Domingo, Machala y Esmeraldas, consideradas las provincias con mayor número de invasiones.

Lunes 10 Enero 2011 | 11:50

En Santo Domingo, por ejemplo, el Municipio prefiere darle otro nombre a las invasiones. Les llama asentamientos y asegura que existen un total de 114, de los cuales 82 están legalizados y 32 en proceso.
Pero dentro de esta cifra no está el sector llamado “El Huequito”, ubicado en la cooperativa Cristo Vive.  Este lugar no cuenta con los parámetros adecuados para ser habitado. Son diez familias las que ahí están asentadas. En cada una hay un promedio de ocho a diez personas. Las casas son de caña y en muchas de ellas hay improvisadas paredes de plástico. 
“El Huequito” nació hace nueve años y las personas que viven en lugar indicaron que encontraron el sector vacío y por eso decidieron invadirlo. Las familias son en su mayoría de Esmeraldas y Machala.
Nancy Sevillano y Henrry Preciado son moradores de la mencionada invasión.
Ellos solicitan la reubicación, ya que el lugar se ha convertido en una bomba de tiempo debido a las fuertes lluvias las casas tienden a inundarse.
Temen a que en algún momento llegue la fuerza pública y empiece el desalojo.

 Escrituras caras. Coreti Quintero y Cruz María Nazareno, son moradoras del asentamiento Ébano. Recuerdan que hace 15 años este sector nació de una invasión y  por ello varias personas fueron desalojadas por la fuerza pública.
En el 2006 y ante la iniciativa de Uberliza Reascos, dirigente, decidieron legalizar los terrenos para constar dentro de los planos municipales, y  acceder a las obra de infraestructura básica, que en el sector hacen falta.
“El problema de este lugar es que más del 50 por ciento de las 80 familias que habitan el asentamiento no contamos con escrituras debido a que los montos para tramitar esta documentación van desde los 500 dólares”, señaló Nazareno.
En el sector “Luz del Día” hace pocos meses se hizo el desalojo de un asentamiento de personas que querían apoderarse de terrenos comunales.

 El municipio.  Ante la disposición de Correa  de que se desaloje a los invasores de Guayaquil con la ayuda de la fuerza pública, el Municipio de Santo Domingo se ha puesto a “correr” y ha emitido una ordenanza, con el objetivo de llevar a cabo la escrituración masiva de los sectores que no cuentan con escrituras.
Enid Luzuriaga, directora del Departamento de Tierras señaló que esta iniciativa beneficiará a los asentamientos conformados antes del 1 de agosto del 2009, ya que a partir de  esa fecha se procedió al proceso de desalojo de nuevas invasiones.
Por ello Luzuriaga recomienda a las personas que no den paso a la creación de asentamientos en las áreas comunales de su cooperativa.
Todas las invasiones que tengan menos de tres años serán desalojadas por la fuerza pública, aseguró Luzuriaga.
El Plan de Vivienda Municipal y Laura Flores sector uno, invasiones en las que se ha iniciado con el proceso de legalización de las tierras, puedan acceder a obras de infraestructura básica, como alcantarillado, agua potable, entre otros.
Además de ello estos asentamientos se caracterizan por contar con un mayor  número de habitantes.
Otra de las alternativas que se han adoptado es la reubicación de las personas que habitan en áreas de riesgo o espacios comunales.
El objetivo de esta iniciativa es la de asignar un espacio seguro para vivir dentro de los planes viviendísticos impulsados por el Municipio a las personas que habitan en estas zonas.
En Santo Domingo no hay nombres confirmados de traficantes de tierras, pero se habla de dos hombres y una mujer. Quienes viven en los asentamientos prefieren no hablar por temor a represalias.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala