Actualizado hace: 51 minutos
Manta
Insisten en indulto para preso en África

Desde hace tres años, Carmen Macías está sufriendo la ausencia de su esposo.

Lunes 10 Enero 2011 | 00:00

Se trata de César Villamar, técnico en Acuacultura Orgánica, oriundo de Manta, quien permanece en prisión y en condiciones aparentemente infrahumanas desde hace más de tres años en la República de Senegal, en África occidental.

 historia. Villamar fue detenido junto con sus dos asistentes en junio del 2007, sin que se les comunicaran las causas de su arresto, asegura su familia.
Al mes de su detención fue acusado de asociación ilícita, tráfico internacional de drogas y de estancia irregular en el país africano.
Según la acusación, el proyecto en el que trabajaba supuestamente era una pantalla para el delito de narcotráfico.
Los problemas para Villamar empezaron cuando la empresa que lo llevó a Senegal abandonó el país en marzo del 2006.
Sus  directivos tuvieron temor de que ocurra lo mismo que en Costa de Marfil, donde el Gobierno incautó propiedades de los inversionistas foráneos y al menos cien de ellos fueron asesinados.
Cuando comenzó el suplicio de César Villamar las autoridades senegalesas nunca le informaron las razones de la detención. “Nos incomunicaron. No nos permitieron hacer una llamada para avisar de la situación a nuestra familia o a un abogado. Tampoco nos proporcionaron uno de oficio”, dijo Villamar en una carta enviada a su esposa.
César fue sentenciado a 8 años de prisión después de un proceso en donde no tuvo una adecuada ayuda legal, algo que en derecho se conoce como “indefensión”.
La situación de César Villamar es desesperante.
En una ocasión escribió: “El servicio higiénico se podía usar sólo una vez por día y no se nos permitió ducharnos en esos siete días. Todas nuestras pertenencias fueron confiscadas y no tuvimos ropa para cambiarnos”, relata una de las misivas.
Su esposa Carmen tiene la esperanza de que el presidente Rafael Correa pueda ayudarle.
“Él me ofreció ayuda y por medio de la Cancillería y el Ministerio de Justicia están gestionando el indulto”, explicó.
"Mientras tanto mi esposo está muy enfermo, tal como lo redacta en una nueva carta que hace pocos días por gestión de Héctor Villagrán, quien es allegado al Gobierno, iba a ser entregada al presidente Correa".Es mi única esperanza”, dijo Carmen, quien espera resultados los primeros días del año.
La mujer junto con sus hijos Maricarmen y Juan Pablo  a raíz de la ausencia de Villamar y de la falta de dinero, se vieron obligados a mudarse a Manta, donde su familia les ha ayudado, tanto económica como moralmente.
La familia Villamar-Macías vivía en la ciudadela La Pradera, al sur de Guayaquil.
Ahora ella radica en Manta con sus dos hijos, menores de edad. <


 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala