Actualizado hace: 6 minutos
Portoviejo
Paciente accidentado genera enfrentamientos

Aunque tiene 4 meses de embarazo, Carmen Mero lidera una lucha. Su abultada barriga no le impide gritar y marchar en defensa de la salud de su esposo Cristian García.

Lunes 10 Enero 2011 | 00:00

Cristian está cuadrapléjico en el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Portoviejo. Sufrió un accidente de tránsito mientras trabajaba para la empresa JR Security de la cual era supervisor.
Para la mujer existe un complot entre la empresa de seguridad y  funcionarios del hospital del IESS con el objetivo que muera y así se evitarían gastos médicos. Ella aduce que del hospital lo quieren botar para que muera en su casa. Esa percepción la ha llevado a realizar protestas, junto con sus familiares, incluso en el mismo hospital el grado de agresividad  aumenta. En la actualidad no permiten que el director del hospital,  Marcelo Daza, llegue al área de cuidados intermedios donde está asilado.  Si les toca empujar a alguien en su protesta lo hacen.
El día viernes la situación se agravó cuando los familiares llegaron con pancartas hasta el local de JR Security, allí la situación subió de tono y se agredieron entre manifestantes y guardias que custodiaban el local; producto de ello, Carlos Mero, cuñado de Cristian García, resultó con la nariz partida.
Él acusó a un guardia de haberlo agredido.
La Policía se lo llevó detenido junto a otro de sus acompañantes, así como a dos guardias de JR Security. <

 

»Director del IESS asegura que sí lo atienden«
En el hospital del Seguro Social varios médicos improvisaron una rueda de prensa para asegurar que García es uno de los pacientes mejor atendidos y si no mejora es porque en el estado que llegó al hospital, luego de 2 meses de estar en el de Solca, fue muy grave.
Marcelo Daza, director del hospital, explicó que tiene problemas en la médula, en la cabeza y vísceras. Dijo que el estado de infección es muy grave al punto que deben solicitar en Guayaquil antibióticos de tercer nivel. También que le adecuaron una sala especial climatizada, con respirador mecánico, colchón especial.
Indicó que no entiende la agresividad de la familia que además no lo deja ingresar al área de terapia intensiva y tampoco quiere que lo lleven al hospital de Guayaquil. En JR Security, uno de los empleados señaló que han aportado con 25.000 dólares. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala