Actualizado hace: 27 minutos
El ingreso de los menores a la piscina debe ser vigilado por los adultos
Los niños y la natación

Llegada la época de vacaciones, los niños tienen como una de tantas opciones. entrar a un curso de natación. Para esto, los padres deben tomar en cuenta ciertas precauciones para que no haya sobresaltos.

Martes 04 Enero 2011 | 00:00

 Experto. Néstor Mendoza, instructor de natación, asegura que en sus 18 años de experiencia profesional, esto no es solo una manera de distraerse y desestresarse de las actividades diarias. "Antes que un deporte es un boleto de vida", dice, porque en la actualidad se hace necesario e indispensable saber nadar. En el caso de un niño, lo fundamental es que cuando vaya a nadar, lo haga acompañado de personas mayores, así sabrá desplazarse en el agua y adquirir experiencia.
"Hasta los expertos se ahogan", recuerda. Es recomendable que tanto el niño como el adulto tengan presente no entrar al agua si se está con el estómago lleno. No se debe ingerir alcohol y se deben usar chalecos salvavidas.  <

Se deben tomar precauciones si se
va a nadar en el mar, ríos o lagos
Cuando se quiera aprender a nadar es indispensable que tanto niños como adultos tomen clases con instructores capacitados, además nombrar a una persona responsable de vigilar a los más pequeños. Se debe enseñar a los mayores a estar pendientes de los más chicos, no como obligación sino por responsabilidad. También es necesario aprender las técnicas de resucitación boca a boca en el caso de que se tengan inconvenientes en la natación. No se debe mezclar la diversión con las bebidas alcohólicas ni las drogas, porque disminuyen la capacidad para nadar y se pone en peligro la vida de todos quienes practican, incluyendo la propia. Se debe procurar no estar en el agua durante una tormenta eléctrica, porque los rayos son atraídos por el agua y tienden a caer en lagos, piscinas y el mar. Es recomendable nadar en áreas alejadas de la zona de los trampolines y toboganes, además cuando se salta o se echan clavados se aconseja hacerlo cuando no hay nadie cerca de ese lugar, porque un golpe puede producir daños como calambres o ataques nerviosos. Se recomienda disfrutar de este tipo de actividades con la compañía de los miembros de la familia, porque es una manera de desestresarse y conservar la armonía del hogar. También es bueno que si esta actividad se realiza en el mar o en el río, se tomen mayores precauciones, porque el agua es correntosa y atrae, disminuyendo la capacidad de nado. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala