Actualizado hace: 4 minutos
Correa: Sudamérica vive época de cambio

El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, afirmó hoy que Suramérica ha comenzado a salir de una "larga noche neoliberal" y por ello subrayó que la región "no vive una época de cambio, sino un cambio de época".

Sábado 09 Diciembre 2006 | 17:39

Entrevistado por Efe, Correa, que asiste como invitado a la Cumbre Suramericana que tiene lugar en Cochabamba, aseguró que ese cambio no se limita a Sudamérica sino que se extiende hasta Centroamérica, con países como Nicaragua. Según el presidente electo, "la larga noche neoliberal, que tanto daño hizo, esas políticas absurdas, nefastas, que han aumentado la desigualdad, la pobreza, el desempleo en América Latina, el famoso consenso de Washington, por cuyas políticas hemos transitado en los últimos años, han quedado atrás, gracias a Dios". Correa, que asumirá la Presidencia de Ecuador el 15 de enero próximo, aseguró que no cree en los "modelos" económicos para los países, pero sí en que hay una "nueva mentalidad, una nueva visión", que "está dejando atrás la larga y triste noche neoliberal". Esa nueva visión, según Correa, lleva a una mayor justicia social, a defender la soberanía de los países, a atacar los verdaderos males de naciones de la región, "que no es el qué dirán los acreedores externos, el Fondo Monetario Internacional, sino reducir la pobreza, disminuir la brecha social, el desempleo". El líder del movimiento Alianza País opinó que la izquierda se debe manejar sin dogmatismos, "sabiendo que ciertos sectores son fundamentales para el desarrollo y que tenemos que tenerlos como aliados, pero sin claudicar en nuestro principio, que es buscar la justicia social, defender la soberanía del país". Para Correa, el Estado es eje fundamental para el desarrollo de los pueblos, y los organismos multilaterales de crédito, "básicamente el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, no son otra cosa que representantes de los acreedores en nuestros países", por lo que se deben buscar alternativas en la propia región. "América Latina tiene más de 200.000 millones de dólares en reservas en el resto del mundo, lo que es un absurdo. Parte de ese absurdo es la autonomía de los bancos centrales, que toman las reservas y las mandan al exterior y nadie les puede decir nada", puntualizó. Según Correa, "hay que desmontar ese tramado mafioso que tanto daño nos ha hecho y traer esas reservas a la región". Apuesta por ello a la creación de un Banco Sudamericano, propuesta que se estudia este fin de semana en Cochabamba, pues "América Latina tiene capacidad de autofinanciarse". Remarcó que esta región intenta hacer lo mismo que ya hizo Estados Unidos al integrar todos sus estados, así como la Unión Europea, en función del desarrollo. Correa sostuvo que América Latina podría crear un fondo común "para evitar que nuestros gobierno se tengan que poner de rodillas para pedir migajas a los multilaterales y a fuentes financieras extrarregionales". El presidente electo de Ecuador expresó que la integración latinoamericana no se la puede entender sólo en la parte comercial, sino también en la financiera y geopolítica. "Hay que asumir actitudes comunes frente a amenazas regionales, frente a una globalización que no nos quiere convertir en naciones, sino en mercados, que no nos quiere convertir en ciudadanos, sino en consumidores", declaró a Efe. Según Correa, para la derecha, "el individualismo es el motor de la sociedad", pero la izquierda, en la que se incluye, cree que "la acción colectiva es sumamente importante para el desarrollo del país". "La competencia es la lógica de vida para la derecha. Nosotros decimos (que) la cooperación debe ser la fórmula, sobre todo entre países", añadió. Correa aseguró también que la derecha quiere sociedades sometidas a los mercados, mientras que la izquierda piensa que "los mercados son buenos siervos, pero pésimos amos", por lo cual "las sociedades deben regular y dominar a los mercados". "El neoliberalismo, esta derecha que nos ha dominado en los últimos años, convirtió al trabajo humano en un simple instrumento más de acumulación", agregó. "Para nosotros -continuó Correa-, el trabajo humano es el centro del proceso de producción y no permitiremos más precarización laboral". EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala