Actualizado hace: 23 minutos
Dice analista
Correa ha implicado un cambio entre el pasado y el futuro

Luego de la sublevación policial del 30 de septiembre existe una redefinición del panorama político ecuatoriano, “pues la oposición más radical e irreflexiva ha quedado desnudada”, dijo el analista e historiador Juan Paz y Miño.

Viernes 31 Diciembre 2010 | 13:41


Paz y Miño realizó un balance político del año que concluye y una proyección de 2011, año en el que, señaló, el Gobierno tendrá que profundizar las políticas sociales, “la afectación a los sectores de mayor poder económico, y concentradores de la riqueza y promover las bases más firmes para una nueva sociedad”.

Para ello estimó que las condiciones económicas son favorables, pues la crisis económica no se profundizó como la oposición esperaba.

Paz y Miño indicó que 2010 la polarización social y política se agudizo en Ecuador. Este era un fenómeno previsible, sostiene, pues desde la campaña presidencial de 2006, las diversas fuerzas sociales comenzaron a alinearse, porque el proyecto político encarnado tanto por la Asamblea Constituyente como por el Presidente Rafael Correa, implicó, a su criterio, la ruptura radical con la economía “neoliberal” y el Estado de Partidos hegemonizado por el partidismo tradicional.

Para el historiador, el Gobierno del Presidente Correa ha implicado un cambio profundo entre el pasado inmediato y el futuro, lo que también ha golpeado los intereses de los antiguos dirigentes corporativistas de distintos movimientos sociales y agrupaciones de intereses particulares. Por eso se explica las “rupturas” con el Gobierno, subrayó.

El punto culminante de la oposición se produjo el 30 de septiembre, manifestó paz y Miño. Dijo que ese día se vio claramente la alineación de las distintas fuerzas.

“Ciertos dirigentes indígenas y de trabajadores, políticos de la derecha o de las agrupaciones tradicionales, líderes sociales “anticorreistas”, fuerzas ocultas en medio de las circunstancias, aprovecharon de la insurrección policial para cuestionar la política gubernamental, sin pronunciarse por la democracia y haciendo el juego a la conspiración política en marcha”.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala