Actualizado hace: 10 minutos
Energía
Correa inagura planta Mazar y descarta racionamientos

El presidente, Rafael Correa, inauguró ayer la planta hidroeléctrica de Mazar, que aportará unos 160 megavatios de energía y que impedirá que se vuelvan a repetir los racionamientos de luz, que se aplicaban en el pasado.

Jueves 30 Diciembre 2010 | 10:05

"No hay ninguna posibilidad de sufrir racionamientos en el 2011, como lo que tuvimos que sufrir a fines del año anterior", recordó Correa durante la ceremonia de inauguración de la planta de Mazar.
Dicha central, además del aporte energético, sirve como reservorio adicional de la planta de Paute, ubicada aguas abajo de Mazar y que es la más grande del país con 1.000 megavatios de potencia.
Entre septiembre y febrero del año pasado, una severa sequía en el sur andino de Ecuador mermó a niveles críticos la generación de Paute, por lo que el Gobierno se vio obligado a aplicar racionamientos de energía en todo el país.
Según Correa, en el caso de que se produzca otro periodo de estiaje en Paute, Mazar le aportará su caudal embalsado, que se calcula permitiría garantizar por tres meses la generación de la primera.
La demora en la construcción de Mazar, que debía ejecutarse hace más de cuarenta años, "nos ha costado centenas de millones de dólares", añadió el jefe del Estado, tras señalar que el complejo sobre la cuenca del Paute incluye a los embales de Cardenillo y Sopladora, también en proceso de ejecución.
"Sopladora empieza, probablemente, el primer trimestre de 2011, ya todo está asignado y cerrado el contrato de construcción con una empresa china, solo falta cerrar el contrato de financiación", mientras que la planta de Cardenillo está en estudios finales, dijo Correa.
De su lado, el ministro de Electricidad y Energía Renovable, Miguel Calahorrano, explicó que actualmente se ha presentado otro periodo de estiaje o sequía en la cuenca del Paute.
"El presente estiaje es el más crítico de los últimos 46 años. Sin embargo, la energía que se entrega al Sistema Nacional Interconectado es normal, porque existen suficientes reservas para cubrir la demanda hasta que termine este período" de falta de lluvias, añadió Calahorrano.
La sequía en la zona, que comienza en octubre, se intensifica en diciembre y termina en marzo, lo que ha afectado la generación de las centrales hidroeléctricas del país, principalmente la de Paute, que aporta con más del 35% de energía al consumo nacional.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala