Actualizado hace: 22 minutos
UTM
Postergaron grado por más de 25 años

Vestida elegantemente, con su capa y birrete por encima, Consuelo Gonzáles no dejaba ocultar la emoción que sentía porque se convertiría en una nueva licenciada en Ciencias de la Educación.

Jueves 30 Diciembre 2010 | 00:00

Su caso y el de muchos en la jornada de incorporaciones que se realizó ayer en la Universidad Técnica de Manabí, UTM, fue diferente a lo que normalmente acontece cuando en este tipo de actos, donde  se observa a gente joven que empieza a soñar con su futuro, pues la realidad es que Gonzáles tiene 52 años de edad y recién se licencia porque hace 26 años atrás sólo egreso y allí quedo todo abandonado.
Mientras su hijo Pablo Andrade le acomodaba su vestido para la ceremonia que se realizó en el paraninfo Paulo Emilio Macías, Gonzáles comentó que actualmente trabaja como parvularia, cargo que consiguió sin dificultad hace años porque no era como ahora que  las nuevas leyes exigen tener un grado académico de tercer nivel para conseguir un trabajo.

 otros casos. En otra de las filas, que especialmente estaban reservadas para los nuevos incorporados, también se encontraban Alba Cruz y Julieta Muñoz de 52 y 59 años respectivamente. En el caso de Cruz ella egresó hace 28 años y no siguió la licenciatura porque que la prioridad en ese entonces fueron sus hijos. Actualmente trabaja como maestra fiscal en Portoviejo y explicó que si no fuera por las nuevas leyes talvez no haría el esfuerzo, de todos modos considera que nunca es tarde para volver a desempolvar los libros para seguir preparándose.
Por su lado Muñoz indicó que su aspiración es realizar una maestría. “Es importante estar actualizando los conocimientos, por eso hoy me lleno de orgullo de conseguir una meta que debí alcanzarla hace 25 años.
Así pues rostros jóvenes y no tan jóvenes se confundían entre los incorporados, quienes llegaron acompañados de familiares y amigos que también mostraron sus mejores galas por tan especial ocasión. Y es también hubo grados de jovenes que no se quedaron en ser egresados. Es el caso de Valeria Santos, quien agradeció a sus padres por la oportunidad que le brindaron para ser una profesional.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala