Actualizado hace: 1 hora 59 minutos
EDITORIAL
Hay que trabajar en la salud mental

a salud mental en la provincia tiene un porcentaje bajo de interés para el organismo competente como es el Ministerio de Salud Pública, a pesar del índice apreciable de autoatentados contra la propia vida y suicidios registrados.

Martes 28 Diciembre 2010 | 00:00


Además de los sucesos violentos que se dan, como son los asesinatos, robos, secuestros, entre otros, el número de suicidios es considerable, provocado tanto por la grave situación económica cuanto por la afectiva, principalmente.
Igualmente, se considera como motivaciones a la autoeliminación las enfermedades terminales, la edad avanzada, la soledad, la falta de ocupación, religión no definida y problemas en familia que afectan a la gente joven, según apreciaciones de especialistas en sicología y psiquiatría.
Y es en estas circunstancias que - se entiende - deberían destacar programas de salud mental para acudir al auxilio de quienes están en el proceso de atentar contra su vida, en una especie de acción preventiva que evite o reduzca los riesgos.
Porque en el caso de Portoviejo, por ejemplo, en el hospital provincial Verdi Cevallos Balda, no existe un área específica destinada a realizar tratamientos a pacientes que padecen de estas alteraciones de conducta.
Igual en los otros hospitales de Manabí, por lo que sería adecuado que las autoridades consideren la posibilidad de incursionar con mayor fuerza en esta atención, si es que ya existiere.
Y a nivel nacional la situación parecería ser la misma, obviando el funcionamiento de entidades como las clínicas u hospitales de reclusión permanente o momentánea de aquellos que sufren una enfermedad mental avanzada o definitiva.
Esperamos que para el nuevo año se incursione en esta manera de defensa de la salud para el bienestar de la población manabita y ecuatoriana.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala