Actualizado hace: 8 minutos
Sucesos
Ecuador erradica trabajo infantil en los basureros

Ecuador prácticamente erradicó este año el trabajo infantil en los basureros, pero aún hay más de 300.000 niños que laboran en el campo, vendiendo por las calles, en mataderos o como empleados domésticos, indicó el viceministro de Trabajo Francisco Vacas

Lunes 27 Diciembre 2010 | 09:07

Vacas, indicó que de los cerca de 2.000 niños que había trabajando en vertederos a principios de 2010, ahora sólo quedan 29, por lo que se redujo en un 98% esta actividad entre los menores.
Sin embargo, según cifras del Fondo de las Naciones Unidas en Ecuador (Unicef), aún hay cerca de 340.000 niños trabajando en el país, lo que representa un 13% de la población infantil entre 5 y 17 años.
Vacas relató que, para erradicar el trabajo infantil en los vertederos, a principios de año funcionarios realizaron inspecciones en los 225 basureros del país.
A partir de ahí, se consolidaron acuerdos con los municipios para que prohibieran que los niños trabajaran entre los desechos.
"Ahora se sigue con inspecciones permanentes y cuando encontramos niños en un basural, la primera vez les ponemos (a los responsables del sitio) una sanción, una multa económica, y la segunda clausuramos el basural", dijo Vacas, quien resaltó que cerrar un vertedero sólo un día ya genera bastantes problemas a sus dueños.
El viceministro detalló que la idea es erradicar el trabajo infantil en los vertederos antes de que finalice este año, una campaña que cuenta con la colaboración de Unicef.
Vacas remarcó que se propusieron este reto, porque dentro de todos los trabajos que realizan los niños "este es el peor".
La representante de Unicef en Ecuador, Cristian Munduate, señaló que el trabajo infantil en vertederos le preocupaba "por la salud de los niños, por la emisión de gases" de los desechos, así como que los pequeños se ponían a jugar con la basura y "corrían el riesgo de cortarse o herirse severamente".
Una vez se consigue apartar a los menores de este tipo de trabajo, se les ayuda mediante becas, tanto gubernamentales como de fundaciones privadas, para que puedan regresar a las escuelas, dijo Munduate.
Vacas remarcó que para que estas ayudas se utilicen correctamente se realizan inspecciones en las casas de los menores para asegurarse de que no vuelven a trabajar y están asistiendo a las clases.
Pero en los basureros no es el único sitio donde hay menores trabajando, si uno pasea por las calles de Quito puede ver niños haciendo toda clase de oficios.
Por ejemplo, en el cruce entre la República y la Amazonas, dos de las principales avenidas de la capital andina, está el centro comercial el Jardín. Ahí enfrente se pueden ver decenas de menores correteando y jugando, al mismo tiempo que venden revistas, caramelos, juguetes u otros limpian los cristales de los automóviles o las botas de los transeúntes.
Pero los menores no sólo están en los calles, sino también en los campos agrícolas, en las bananeras, en mataderos, en la construcción y hasta trabajan haciendo tareas domésticas, dijo el viceministro.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala