Actualizado hace: 7 horas 21 minutos
Entrevista. Alexandra Escobar, seleccionada en pesas
"Hay que esforzarse para llegar lejos"

Se inició en el levantamiento de pesas por curiosidad. Hoy, es una de las figuras del Ecuador en este deporte.

Domingo 26 Diciembre 2010 | 00:00



María Alexandra Escobar Guerrero nació el 17 de julio de 1980 en Rocafuerte, Esmeraldas. Como la mayoría de deportistas, nació y creció en un hogar humilde. Dice que no ha sido fácil llegar a la cima.
Desde los 10 años tuvo que trabajar como niñera. Recién a los 18 se inició en el deporte. Está casada con Darío Gracia y es madre de Dóminic.
Ha sido campeona en Juegos Panamericanos (2001, 2002, 2003 y 2004); Juegos Bolivarianos (2001); Juegos Odesur (2002 y 2010), Sudamericanos (2002, 2003 y 2004).
Obtuvo la medalla de oro en envión en el Mundial absoluto disputado en Antalya, Turquía, en el 2001. Ha participado en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Pekín 2008. En el primero fue séptima y en el segundo quinto.
Su mayor ilusión es lograr una medalla olímpica, para esto espera clasificar a Londres 2012.

¿Cómo fueron sus inicios en el deporte?

-Como todo el mundo yo creo. Lo bueno en lo mío porque entré muy pronto a la selección de Ecuador.  A los 8 meses entrenando me convocaron, creo que eso me ayudó más.
¿Qué tan difícil ha sido llegar lejos?
-Al principio fue muy duro porque ud sabe que no hay apoyo de nadie. Uno tiene que salir sola. A veces no tenía qué comer. Fue duro, pero después vinieron las recompensas.

Cuando ganó la medalla en el Mundial del 2001 usted regresó y sólo sus familiares la esperaban en el aeropuerto. ¿Qué sintió?
R.P. Al principio me dio coraje, pero eso me dio más valor para seguir luchando y demostrarles que uno sí puede llegar lejos. En ese entonces había clasificado la selección al Mundial de Fútbol y las atenciones eran para ellos.

¿Qué le faltó en los Juegos Olímpicos de Pekín para subir al podio?
-Siempre cuando uno está en su mejor momento vienen las lesiones, quince días antes me había lesionado. El resto estaba muy bien, estaba haciendo las marcas muy buenas.

¿Tiene una revancha en Londres 2012?
-Espero que sí. Ojalá Dios lo permita y lleguemos.

¿Qué significa para usted las pesas?
-Ha sido algo muy importante  en  mi vida porque si no hubiera sido por las pesas no conociera muchas personas, muchos países  y no tuviera en lo económico lo que tengo. Mi casa, mis cosas: me ha ayudado mucho.

¿Qué representa para usted ser madre?
-Es lo máximo que le puede pasar a un ser humano.  Desde que tuve a mi hijo me cambió mi vida para bien porque todo lo que hago es por él y eso da más ánimo. Es algo hermoso, uno se siente diferente.

¿Cómo hace para compartir los entrenamientos con su niño?
-Ya me adapté. Él estudia en la mañana y yo aprovecho para entrenar de 08h00 a 10h00 y a las 12 que llega mi niño ya estoy en la casa. Cuando me toca concentrarme entre 3 y 4 meses, me lo llevan cada 15 días. Es difícil, pero es por él que hago todo este sacrificio. En parte creo que lo entiende.

¿A qué dedica su tiempo libre?
- A estar con mi hijo.  A veces lo llevo a la playa, de paseo. Siempre estoy con él.

¿Un mensaje para la juventud?
-Que  hagan deportes, cualquiera que les guste, y que se pongan  una meta porque al principio siempre va a ser muy duro. No van a tener apoyo de nada, uno se decepciona, van a existir muchos obstáculos, pero hay que saberlos sobrepasar e intentar cumplir esas metas sea como sea porque después viene la recompensa. <


 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala