Actualizado hace: 5 horas 36 minutos
La dirigencia. "Militar" lo retiró del fútbol activo
Fernando Baldeón quiere abrirse camino

Jaime Fernando Baldeón Hartwig jugó trece años en el bitricampeón del fútbol ecuatoriano, El Nacional. Su aporte fue importante para la consecución de cuatro de los trece títulos que posee el club.

Viernes 24 Diciembre 2010 | 00:00



Llegó a Portoviejo a jugar en el estadio Reales Tamarindos un encuentro de confraternidad con ex futbolistas, que en su época “arrugaban” con calidad la número cinco.
Confiesa que en el primer escenario de la capital manabita, su equipo consiguió muy pocos resultados positivos, a pesar que El Nacional era casi imbatible.
El fútbol como todo ámbito de la vida presenta alegrías y tristezas, Fernando Baldeón nunca podrá despojar de su mente el día que junto a varios compañeros los retiraron del fútbol sin ser consultados, a pesar de haber dado muchas satisfacciones.
“Mi retiro como futbolista activo fue en 1991, es una de las cosas que no debería recordar porque no sólo salí yo, salió Carlos Ron, Wilson Armas, Orlando Narváez. Recuerdo que en una fiesta de Navidad nos extendieron las notas de despedida del club, fue algo triste porque nosotros hicimos mucho por esta institución y no nos hicieron una despedida, ni nos dijeron gracias, pero el fútbol tiene estas cosas. La salida no fue lo que esperábamos, a veces los directivos no reconocen el esfuerzo que uno ha hecho por el club, dimos todo por la institución y no hubo un reconocimiento que valga la pena”, remarcó Baldeón.    
A pesar de esa mala experiencia, Fernando lleva 20 años como director técnico, nunca quiso desvincularse del rey de los deportes, por eso tuvo la posibilidad de graduarse en la Escuela de Técnicos en Buenos Aires, Argentina, siendo uno de los mejores alumnos.

¿Siente que está listo para dirigir a un equipo mayor?
F.B. Ansío algún día asumir el puesto de técnico en el equipo de toda mi vida, quiero tener la oportunidad para saber si puedo dirigir. Qué más experiencia puedo tener si de las formativas he sacado a futbolistas como Bolívar Gómez, Jorge Guagua, Christian Lara, Antonio y Éder Valencia, Félix Borja, David Quiroz, Erick de Jesús, Luis Checa.

¿El Nacional fue su único equipo?
F.B. Jugué en el Deportivo Quito tres años, allí me dio la oportunidad Ernesto Guerra y él mismo me llevó a El Nacional, me compraron en una cantidad económica considerable y luego de eso jugué en el club 13 años.

¿Siempre fue delantero?
F.B. Sí, fui puntero por derecha, con un Ermen Benítez y un Fabián Paz y Miño que realmente fueron grandes compañeros y en la media cancha igual, José Villafuerte, Carlos Ron.

¿Cuántos goles marcó?
F.B. En El Nacional unos ochenta goles entre el torneo local y Copa Libertadores, y en selección ecuatoriana unos 20 goles. Además fui campeón con el equipo en los años 1982, 1983, 1984 y 1986.

¿Qué gol recuerda más?
F.B. El que hice en Ambato, un gol de campeonato donde le hice un sombrerito a Edgar “El Gato” González en la final con el Barcelona. Hice dos goles, pero me gustó el primero de ellos que me dio la posibilidad como jugador de ser campeón nacional, eso fue en 1982.

¿Por qué no jugó en el exterior?
F.B. Yo pude ser vendido a Argentina y Uruguay, pero no fue posible, en esa época no era tan fácil. Teníamos a José Villafuerte que pudo haber salido del país, no tuvimos esa posibilidad porque no había esa facilidad antes. Esa fue una de las frustraciones que tuve en mi vida deportiva. Los dirigentes militares habían llegado a un acuerdo con el Nacional de Uruguay en la venta mía, no se concretó porque querían todo el dinero de mi transferencia y los uruguayos estaban dando el dinero por partes y por eso no fue posible salir al extranjero. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala