Actualizado hace: 9 minutos
Sucesos
Popular espía y modelo rusa entra en la política

La espía rusa Anna Chapman, que saltó a la fama tras ser deportada en julio de Estados Unidos, ingresó hoy en las juventudes del partido oficialista Rusia Unida, cuyo líder es el primer ministro, Vladímir Putin.

Miércoles 22 Diciembre 2010 | 11:58

"Es una heroína de nuestra generación", aseguró Timur Prokopenko, que fue elegido hoy líder de Guardia Joven (GJ) en el cuarto congreso de la organización, según las agencias rusas.
Por su parte, Chapman, que entró a formar parte del consejo público de GJ, llamó a los más de dos mil jóvenes presentes a "ser positivos".
"Invertimos tanta energía en ser una gran potencia. Debemos alegrarnos de la llegada de cada nuevo día. Cada vez hay una oportunidad de crear algo nuevo y útil. Debemos transformar el futuro, empezando por nosotros mismos", aseguró.
Chapman, cuya intervención fue transmitida por la televisión pública, vistió un ajustado modelo de color rojo y negro, que hizo las delicias de los jóvenes presentes.
La espía, de 28 años, no explicó cuáles serán sus funciones en Guardia Joven, la versión actual del Komsomol soviético y que sirve para movilizar a los más jóvenes para apoyar todos los programas de Putin.
Cuando los reporteros se abalanzaron sobre ella para preguntarle sobre su nuevo trabajo, Chapman se negó a responder y recurrió al guardaespaldas para abrirse paso y abandonar el lugar.
La agente se ha convertido en una celebridad en este país y recientemente fue condecorada por el propio presidente ruso, Dmitri Medvédev, por los servicios prestados a la patria.
Chapman regresó junto a otros diez agentes a Rusia tras el mayor canje de espías con Estados Unidos desde el fin de la Guerra Fría, en el que Moscú entregó a cambio a Washington a cuatro miembros de los servicios secretos norteamericanos que cumplían condena.
Desde entonces, ha posado vestida y semidesnuda para varias revistas y ha sido nombrada representante de una desconocida firma de gestión FondServiceBank.
La rusa, cuyo nombre de soltera era Anna Kúschenko, emigró a Londres en el 2002, cuando se casó con Alex Chapman tras un romance de cinco meses, y tuvo varios empleos, entre ellos uno en el banco Barclays.
Tras el escándalo, el Foreign Office británico decidió revocar a la ciudadanía británica a Chapman, cuyos rudimentarios métodos de espionaje han sido criticados por ex agentes de los servicios secretos rusos y soviéticos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala