Actualizado hace: 7 horas 41 minutos
Alfonso Delgado González
NAVIDAD 2.010

Estamos a dos días de la Noche Buena y a 3 de Navidad, en que el mundo cristiano conmemora una vez más el nacimiento del Hijo de Dios hecho hombre, sucedido hace 2010 años en la ciudad de Belén, en Jordania, en las montañas de Judea.

Miércoles 22 Diciembre 2010 | 00:00

Según los evangelios, fue hijo de María y concebido por obra del Espíritu Santo.   Jesús es por consiguiente el símbolo de una doctrina religiosa, cuya afirmación comienza con su nacimiento y que con el pasar de los años y de los siglos se divulgó y robusteció en el mundo.   Ese niño que nació en el portal de Belén en condiciones precarias y humildes, continuó manifestando su poder sobrenatural como joven, y luego como adulto,  llegando a los 33 años en que fue crucificado, para después resucitar a los tres días y subir a los cielos.
Ese niño, cuyo nacimiento se rememora año a año el 25 de Diciembre, a sabiendas de quien era, durante su vida terrenal demostró amor al ser humano y actuó siempre con humildad y respeto a todos.  Fue severo con los infractores y dulce y amable con los niños, con los desposeídos, y con quienes se arrepentían de las ofensas  y actos negativos a todos quienes les extendieron la mano.  En homenaje a ese ser especial es que el 25 de Diciembre se lo recibe con alegría y con deseo generales de paz, amistad, confraternidad, solidaridad  y amor sincero a la humanidad, de manera especial a niños, familiares, vecinos y amistades.
Bien entonces por esta navidad que entendemos debe servir de estimulo, para que por lo menos ahora, si no es posible por siempre, que desterremos los odios, rencores y egoísmos, que extendamos la mano y abramos los brazos a nuestros semejantes.  Que la sonrisa en los labios remplace los malos gestos. Que las palabras sean de afecto de ternura y sin adjetivos calificativos.  Que el perdón nos una y no nos separe más.  Que las ofensas queden de lado.  Y que en verdad vivamos en una sociedad justa e igual  en todo y para todos, en que respetemos los derechos de los demás para que así mismo se respete los nuestros, cumpliendo así todos por igual con las obligaciones que tenemos como miembro de una familia, de una comunidad, de un país como el nuestro que ahora más que nunca requiere de reflexión y del aporte de todos para poder salir adelante en esta dura lucha por sobrevivir y dejar así a los niños de hoy un legado positivo para el mañana.  Que la navidad no sea solamente  el regalo que trajo Papa Noel, sino que por sobre todas las cosas  que sea el deseo de paz y amistad de unos a otros.
Es por ello que a través de este canal periodístico se desea a todos FELICES PASCUAS POR NAVIDAD.      

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala