Actualizado hace: 49 minutos
IDIOMA
A usar las mayúsculas al escribir

Los hispano-hablantes deberán olvidarse de escribir con mayúscula inicial las fórmulas de tratamiento y los sustantivos que designan títulos y cargos, y poner "majestad", "el rey" o "el papa", pero la conservarán en personajes de ficción: "Caperucita Roja" o "la Ratita Presumida".

Miércoles 22 Diciembre 2010 | 00:00



 para saber. Estos son algunos de los usos que se prescriben con claridad en el amplio capítulo, de casi ochenta páginas, dedicado a las minúsculas y mayúsculas en la nueva edición de la Ortografía, y en el que se insiste en qué casos se debe prescindir de la mayúscula debido al mal uso generalizado.
Hay que evitar mayúscula inicial en "don", "doña", "fray", "santo", "excelencia", "señoría", y se admite en los tratamientos de las más altas dignidades (su santidad, su majestad, su excelencia).
Pero solo cuando no van seguidos del nombre propio: "la recepción a Su Santidad será en el palacio arzobispal". Sin embargo "es obligada la minúscula" en "Esperamos la visita de su santidad Benedicto XVI". <

 

Personajes
de ficción y
dichos más
conocidos

Los personajes de ficción tienen que ir siempre con mayúscula (Aureliano Buendía, Juanita la Larga, Harry Potter, Mafalda) y también lo harán aquellos formados por nombres comunes: "Caperucita Roja", "el Gato con Botas", la "Ratita Presumida".
Cuando los nombres propios se utilicen como comunes, tienen que ir en minúscula, como sucede, por ejemplo, en "tomarse un jerez", "ser un judas", "una celestina" o "un casanova"; "comportarse como un quijote", "valer un potosí".
Y se escribe "A Dios rogando y con el mazo dando", pero "No hay más dios que Alá". Es mejor "a cal y canto" que "a calicanto";  "aprisa" mejor que "a prisa"; "contrarreloj" y no "contra reloj" y, como llega Navidad, "Nochebuena" y "Nochevieja". <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala