Actualizado hace: 8 horas 13 minutos
Pascasio Flores deValgas - pascasiofdevalgasalcivar@hotmail.com
LO POSITIVO DE LA REPRESA RIO GRANDE

En un primer momento fui uno de los que no estuvo de acuerdo con la anotada represa. Pues primaron en mi sentimientos de querencia a la tierra, de nuestros mayores, pero ahora soy un entusiasta defensor de la represa, pues veo con entusiasmo que es una obra que beneficiará a la comunidad

Miércoles 22 Diciembre 2010 | 00:00

Un pare a la construcción de la represa no es válido, los argumentos a pérdidas en la producción tradicional  no son nada convincentes, los arqueológicos que si vemos en buen romance están más protegidos como nunca; la huaquería desaparecería, para ser explotados dentro de 100 o más años, cuando la represa sean evacuadas sus aguas.
Más bien se debería hacer un inventario de estos lugares 
Importante llamar  la atención  sobre las dificultades de las personas que viven en las comunidades de Rio Grande, donde  hay  cientos de  familias que tienen desde media hectárea hasta 100 hectáreas. El  diálogo entre  los agricultores tiene  que avanzar para que la compañía china Teisiju inicie los trabajos en enero del 2011.
La decisión acertada del presidente Correa de este proyecto público por  más de 200 millones de dólares para Chone, como uno de los cantones más desantendidos de Manabí, marcará la diferencia para  integrarnos a la agroindustria e industria. En comunión con las otras represas al  desarrollo de áreas rurales, navegación interior (turismo), nuevos proyectos de vivienda e industrias, sin olvidarnos lo difícil invertir en Chone por las múltiples inundaciones y la pésima agua, teniendo grandes oportunidades con todo lo que producimos
Apoyar iniciativas hidroeléctricas sostenibles en cada unas de las represas que hay en nuestra provincia, como  un ejemplo de cómo la hidroenergía es desarrollo en economía, ambiental etc.  
Solicitar: educación (escuelas del milenio), salud ,carreteras y proyectos de infraestructura rural en el lugar, ver lo positivo para desarrollarnos como cantón, tratamientos de aguas servidas, reforestación.
Las represas (todas) valdría  aprovecharlas y no desecharlas, lo correcto es  buscar caminos para hacerlas producir.
En Brasil se instala una planta de biocombustible de algas en Sao Paulo para abastecer una flota de 50  helicópteros con una  inversión de más de 20 millones de euros. Los contenedores de embasamiento de agua dulce  en Argentina se venden  al valor de un euro, negociados  en Europa y países árabes  a 11 euros, cultivos de piscicultura como nueva modalidad de inversión en la provincia, plantar árboles en la ribera con fines comerciales, cultivos de ciclo corto ...
En fin, mucha vegetación y fauna para desarrollar una agricultura y piscicultura intensiva. ¿Por qué tanta resistencia en la represa Rio Grande? Pues sin agua no hay vida es cierto, pero sin represas no hay agua

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala