Actualizado hace: 4 minutos
Correa busca socios comerciales en el sur

Partidario de las relaciones con todos los gobiernos, pero mejor con los de izquierda, el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, inicia hoy su primera gira por Sudamérica, donde cada vez más países hablan en voz alta a Washington y exigen un mundo multilateral.

Viernes 08 Diciembre 2006 | 15:01

Correa no ha ocultado su admiración por el presidente Hugo Chávez, pero Venezuela no será el primer país sudamericano que recibirá al ecuatoriano, sino Brasil, cuyo mandatario, Luiz Inácio Lula Da Silva, dijo que su triunfo, el pasado 26 de noviembre, es un "síntoma de las transformaciones positivas en Sudamérica". El analista político Polibio Córdova, director de la encuestadora "Cedatos", dijo a Efe que es "importante" que Correa tome contacto con los gobernantes sudamericanos porque "cada vez la región se vuelve más importante y despierta mucha más atención". Basado en estudios de su empresa, Córdova dijo que a numerosos ecuatorianos "les parece bien la apertura que tiene (Correa) a los diferentes gobiernos de izquierda moderada, como Argentina, Chile, Brasil y Bolivia". No obstante, aclaró que la población considera que no se debe recurrir sólo a ese tipo de países, sino a todos en general, porque "Ecuador está en medio de dos países: Perú y Colombia, que no necesariamente están en esa línea y con los que tiene que mantener una posición mucho más cercana". Córdova coincide con otros analistas consultados por Efe que ven con buenos ojos que el primer viaje sea para ver a un gobernante moderado, como Lula da Silva, antes que a un extremista, como Chávez. "La población considera que Brasil es una buena mano que estrechar. No ve recomendable cerrarse a pocos gobiernos, sino propiciar una integración mucho mayor, tomando en cuenta que Ecuador tiene que estar en permanente contacto con los países andinos", en los que Perú y Colombia tienen gobiernos "liberales", agregó Códova. En esa línea, en sus primeros contactos internacionales como presidente electo, Correa no sólo ha hablado con la izquierda, sino que incluso ha conversado con George W. Bush, el presidente de Estados Unidos, el primer socio comercial de Ecuador. "Los ecuatorianos quieren que el país participe en procesos de integración, pero que no se sume a bloques o que sea un factor para que el bloque (contra EEUU) se haga mucho más rígido", dijo el director de Cedatos. El propio Correa se niega a ser encasillado en ejes regionales, como el La Habana-La Paz-Caracas, y ha asegurado que mantendrá relaciones "soberanas" y "de respeto" con todos los países. Correa, un convencido de la integración bolivariana, participará entre el 8 y 9 de diciembre en la Cumbre Sudamericana, que tendrá lugar en Cochabamba, y en la que también estará Chávez. En Cochabamba, Correa tendrá la oportunidad de hablar con varios jefes de Estado, en especial el boliviano Evo Morales, y ha recibido invitaciones para viajar más tarde a Colombia, Perú, Uruguay, Argentina y Chile, para afianzar su anclaje en el sur. En el norte, aunque insiste en mantener una relación cordial y de respeto con EEUU, Correa se niega a suscribir un Tratado de Libre Comercio con Washington en las condiciones en las que se negociaba desde el 2004 y tampoco renovará el acuerdo sobre la base militar de los estadounidense en Manta, en el Pacífico ecuatoriano. El acuerdo permite a militares estadounidenses usar la base ecuatoriana para la lucha contra el narcotráfico en la región y vence en el 2009, pero mandos castrenses de EEUU han señalado que sirve de apoyo al Plan Colombia de lucha contra las drogas y la guerrilla, aunque Quito, Bogotá y Washington lo niegan. Correa saltó a la palestra en el actual gobierno cuando como ministro de Economía durante 106 días puso reparos al Fondo Monetario Internacional y a otros organismos de multilaterales de crédito. Tras renunciar al cargo, su nombre comenzó a sonar como candidato a la presidencia y año y medio después asistirá a una cumbre como jefe de Estado electo, con el desafío, según Córdova, de demostrar "que es un presidente con ideas propias y con principios. Que no es una copia o remedo de otro líder". EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala