Actualizado hace: 7 horas 31 minutos
TRADICIÓN. "chigualo", evento navideño de raíces manabitas
Entre versos y galanterías

Con la Navidad cada vez más cercana, el "chigualo", la celebración típicamente manabita, cobra aún mayor relevancia y viene bien recordar sus tradiciones.

Martes 21 Diciembre 2010 | 00:00

"Como no todos los días se contrataban músicos o, a veces, los participantes se animaban a cantar espontáneamente, componían canciones 'a capella' que eran coreadas por todos, sin haber una voz principal. A falta de acompañamiento musical, amenizaban con las palmas de las manos y, generalmente, con zapatazos en el piso de tabla de la casa. Si es que hacen una ronda, una pareja baila en medio de ella. Una de esas canciones tradicionales de los chigualos es: 'María Panchita, María Panchita/María Asunción/se van los niños, se van los niños/por el bailón. Con mi sombrero de Jipijapa/me voy marchando, me voy marchando/me voy marchando de Manabí/a ver si encuentro una chica guapa/que de mi gusto, que de mi gusto/no la hallo aquí'", se refiere en el libro "El chigualo: la Navidad de los manabitas", de Alberto Miranda Vélez.

Los amorfinos. En los chigualos se recitan los famosos amorfinos, que han caracterizado el ingenio humorístico del campesino manabita.
Se avecinan los días de la Navidad y son los días de los trovadores, que se "roban la fiesta". Hasta los padres celosos debían aceptar que sus hijas recibieran galanterías y aun bailaran con los galanteadores, aunque "siempre manteniendo el respeto", se acota.
De este modo, se llegaba a la parte profana de la fiesta del "chigualo". <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala