Actualizado hace: 2 horas 53 minutos
Libertad Regalado Epinoza
LA ESPAM y el desarrollo regional
Libertad Regalado Epinoza

Para la microregión, conformada por los cantones Chone, Bolívar, Tosagua, Junín, vienen épocas de bonanza; todo ello tiene su fortaleza en el plan de riego “Carrizal-Chone”, sistematizado por la CRM donde a más del abastecimiento permanente del agua, lo que ha influido en el aumento de las cosechas, han recibido componentes de capacitación, gracias a los convenios realizados con la INIAP y la GTZ, lo que ha beneficiado a grupos de agricultores, en especial a quienes están involucrados con el cacao. 468 familias de cacaoteros, conforman la Asociación de Productores “Fortaleza del Valle”, lo que ayudó a eliminar a los intermediarios, al realizar ellos directamente las exportaciones.

Jueves 07 Diciembre 2006 | 19:51

En el Centro de Acopio de la Asociación, ubicada a la entrada del Sitio Arrastradero, todos los asociados convergen con su producto, aquí el cacao llega recién cosechado para entrar en un proceso de maduración y secado, conservando la calidad de fino aroma que tiene el cacao nacional. La ESPAM vinculada con el desarrollo regional, firmó hace cuatro años un convenio con el INIAP y la Asociación de Productores de Cacao Fino de Aroma, para desarrollar un proyecto de investigación, que determinará cuál es el cacao nativo que reúne las mejores características con la finalidad de sacar la mejor variedad de “Fino de aroma” y poder competir con otras variedades del mercado; uniéndose de esta forma a los esfuerzos y trabajos que cacaoteros de varios lugares del país, vienen realizando para mantener la certificación. Este proyecto de investigación que cuenta con el financiamiento del CONACIT y ANECACAO, pretenden los próximos años ampliar la cobertura del mercado, a más de Bélgica, llegar a países como Holanda y Francia, para ello se necesita de mucho trabajo y cooperación. La ESPAM con sus estudiantes, a través de su Programa de Extensión está suministrando plantas de cacao nacional en las distintas fincas, las mismas que serán asesoradas y supervisadas con la finalidad de mejorar el manejo técnico del cultivo. Saber que su cacao tiene certificación internacional, que un buen chocolate debe tener por lo menos el revestimiento del cacao de nuestra región ha llevado a un cambio de actitud,a la elevación de la autoestima y desde luego a mejorar sus ingresos ecnómicos. Los cacaoteros, la INIAP, ANECACAO y la ESPAM con la firma de este convenio miran a un solo horizonte: Mejorar la producción, la calidad y los precios del cacao, para en un futuro con la ayuda de inversionistas extranjeros y nacionales, construír una planta para procesar el cacao y convertirse en exportadores de productos derivados de cacao y no sólo de materia prima.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala