Actualizado hace: 3 horas 28 minutos
J. Maldonado F.
Asamblea – Congreso
J. F. Maldonado

Como es costumbre en este país, la discusión se centra en las formas, dejando el fondo para que lo resuelva la casualidad. La principal preocupación de muchos ecuatorianos, especialmente de los que tienen voz que se escucha, es la convocatoria a una Asamblea Constituyente, porque dicen que el poder constituido está agotado.

Miércoles 06 Diciembre 2006 | 20:22

Entiendo que ellos, han leído la Constitución vigente, pero no he leído alguna razón por la que no les gusta. De sus expresiones se entiende que su molestia está en la existencia de partidos políticos, en razón de sus posibilidades de convertirse en poder. Ellos preferirían que ese poder político –que casi siempre deriva en poder económico- esté al alcance de las personas que no son parte de un partido político, con la fácil maniobra de recoger firmas. Pero, ¿cómo se organiza una sociedad de casi 13 millones de personas para seleccionar a quienes los representan? Responden: a través de organizaciones sociales. ¿Qué son éstas? Yo creo que son, en unos casos, organizaciones verticales que tienen un fin específico, como Participación Ciudadana, Comisión de Derechos Humanos, todas asociadas con ONGs. internacionales o dependientes de organismos multilaterales. ¿Es justo que sus dirigentes nos gobiernen? Otras son movimientos políticos como la Conaie, que agrupan a las personas con criterio étnico y que buscan el poder para privilegiar a su grupo. Como resultado de este análisis surge la idea de que los partidos políticos deben prevalecer, desde luego, como organismos democráticos, con renovación periódica de directivas, amplia posibilidad de acceder a ellas para sus afiliados y, sobre todo, con procesos permanentes de capacitación que generen liderazgos fundamentados en la capacidad y la capacitación. La indiferencia de los que ahora aspiran a dejar de lado a los partidos políticos, su renuencia a ser parte de alguna de esas organizaciones, ha causado el deterioro de esas haciendas en donde la voz del amo es la norma. Y aún con partidos democráticos, siempre en la sociedad se van a desarrollar líderes con mayor fuerza e influencia que los demás directivos. Lo que se debe eliminar es el autoritarismo, que es un derivado del servilismo de los incapaces que se protegen en la figura del líder a base de genuflexiones. Y en cuanto a procedimiento, antes de la Asamblea Constituyente se impone una reunión de técnicos constitucionalistas para que formulen un proyecto de Constitución con el contenido que reclaman. No se debe olvidar que la legislación exige conocimientos y técnica. Sin proyecto preelaborado la Asamblea demandará mucho más tiempo y su producto será otra Constitución como la que actualmente nos rige.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala