Actualizado hace: 1 hora 3 minutos
Correa inicia gira internacional

El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, prepara su primer viaje al extranjero, en la que tiene previsto visitar Brasil, Bolivia y Colombia, después de pasar tres días de descanso en las islas Galápagos.

Martes 05 Diciembre 2006 | 15:23

Correa visitará dos países, Brasil y Bolivia, cuyos gobernantes, Luiz Inácio Lula da Silva y Evo Morales, están, como él, alineados en la nueva izquierda latinoamericana, mientras que en su eventual estancia en Colombia, con el liberal Alvaro Uribe, estudiará los problemas entre los dos estados vecinos, condenados a entenderse. En la primera escala de la gira, en Brasil, tratará de las relaciones en materia petrolera y comercial con Lula. Correa ha anunciado que revisará en beneficio del Estado ecuatoriano los contratos con las empresas petroleras extrajeras que trabajan en el país, y la brasileña Petrobras extrae en Ecuador más de 30.000 barriles de crudo diarios, tiene inversiones por un valor superior a los 400 millones de dólares y planea invertir otros 300. Tras considerar que la Comunidad Andina (CAN), a la que pertenece Ecuador, está agonizante, Correa ha apuntado su intención de dirigir sus aspiraciones integracionistas hacia el Mercado Común del Sur (Mercosur), al que pertenecen Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, lo que será otra cuestión a hablar con Lula. En el mismo día en que Correa tiene previsto llegar a Brasil, Lula recibirá en Brasilia al recién reelegido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aunque no están previstas reuniones entre los tres. Desde Brasilia, Correa tiene previsto viajar a la ciudad boliviana de Cochabamba, donde ha sido invitado por Morales para la Cumbre Sudamericana, los días 8 y 9 de diciembre, en la que tendrá oportunidad de conocer y entrevistarse con los líderes de la región. En esa Cumbre, Correa podrá orientarse en la sinuosa ruta de las relaciones entre los estados de Sudamérica, en los que la nueva izquierda regional gobierna Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela y, a partir del próximo 15 de enero, Ecuador. Aunque admite su amistad con Chávez, líder de la línea más radical de la izquierda latinoamericana, Correa ha intentado desmarcarse de ese signo y se ha mostrado partidario de posturas más moderadas, como la de Lula o la presidenta chilena, Michelle Bachelet. La última etapa prevista de su viaje, en Colombia, donde Correa debe entrevistarse con Uribe, puede ser la más complicada, ya que Ecuador tiene problemas con su vecino del norte, en especial los derivados del conflicto armado en ese país: la violencia en la frontera y los refugiados. Mientras Bogotá asegura que guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se refugian en la selva del lado ecuatoriano, Quito lo niega y ha denunciado reiteradas violaciones de su territorio y agresiones por parte de militares colombianos. Correa ha afirmado que no calificará de terroristas a las FARC, como tampoco lo hace la ONU, pues no quiere involucrarse en el conflicto colombiano, y también ha señalado que no permitirá que entren en Ecuador fuerzas extranjeras, regulares o irregulares. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador calcula que hay medio millón de ciudadanos colombianos en Ecuador, de los que, según cifras de la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), unos 250.000 serían refugiados o desplazados por motivos políticos y la violencia. En cualquier caso, Correa ha insistido en que las relaciones de Ecuador con Colombia deben ser excelentes, dada la necesidad de entendimiento de dos países vecinos, que tienen una fuerte relación económica y que, hasta ahora, pertenecen a una misma organización regional: la CAN. Juan Carlos Toledo, portavoz de Correa, dijo a Efe que el gobernante electo, tras regresar de Galápagos hoy, tiene previsto reunirse el miércoles con el buró político de Alianza País, el movimiento que impulsó su candidatura a la Presidencia, y de mantener encuentros de cara a la formación de su futuro gobierno. Además, no descuidará su presencia pública como presidente electo y acudirá mañana a la sesión solemne del Municipio de Quito para conmemorar el 472 aniversario de la fundación española de la capital ecuatoriana, antes de su salida al extranjero. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala