Actualizado hace: 2 minutos
Correa y lula analizarán Petrobras

EFE.-La visita que el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, hará el próximo viernes a Brasil, será "una oportunidad" para discutir la situación de la estatal Petrobras en ese país andino, dijo hoy el canciller brasileño, Celso Amorim.

Miércoles 06 Diciembre 2006 | 11:42

"Será una oportunidad para hablar sobre ese y otros asuntos", como la manifiesta intención de Correa de acercar más a Ecuador al Mercosur, declaró el ministro de Relaciones Exteriores. Ecuador es miembro de la Comunidad Andina junto con Bolivia, Perú y Colombia, pero Correa ha asomado la posibilidad de que su país se integre más al Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, y al que Venezuela está en proceso de adhesión, tras su salida del bloque andino. Lula recibirá a Correa el viernes, un día después de una reunión de trabajo con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, reelegido para un nuevo mandato, igual que el líder brasileño. Según Amorim, aún "no está previsto" un encuentro tripartito para aprovechar la coincidencia de ambas visitas. La estatal Petrobras opera desde 1996 en Ecuador, donde tiene inversiones por 430 millones de dólares en dos bloques petroleros y en un oleoducto. Actualmente produce en ese país andino 32.000 barriles por día de crudo y prevé invertir otros 300 millones de dólares en el corto plazo, pese a la oposición de grupos indígenas que se resisten a sus trabajos de exploración en la reserva natural de Yasuní, la mayor de Ecuador. Según Amorim, todo lo relativo a las operaciones de Petrobras en Ecuador será analizado "con amplitud de criterios" y "con visión de sociedad". Consideró, no obstante, que "si existe un deseo de sociedad con Brasil o empresas brasileñas, debe ser en condiciones satisfactorias para ambas partes". El canciller afirmó que no hay por qué temer que las operaciones de Petrobras en Ecuador puedan sufrir los mismos problemas que hubo en Bolivia tras la nacionalización de hidrocarburos decretada por el gobierno de Evo Morales en mayo pasado. Explicó que a pesar de los roces que provocó la nacionalización, "con Bolivia hubo una negociación que redundó en algo satisfactorio" para ambas partes. Según Amorim, "la actitud de Brasil es de integración", pero sus inversiones en otro país dependerán siempre de que "haya certeza de que el abastecimiento sea garantizado, que sean operaciones remuneradas y que las inversiones sean debidamente consideradas". El canciller admitió, sin embargo, que "cada país es soberano sobre la actuación de las empresas extranjeras".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala