Actualizado hace: 4 horas 55 minutos
Erwin Valdiviezo S. | E-mail: evaldiviezo@el diario.com.ec
Dar complemento
Erwin Valdiviezo S.

Si nuestros funcionarios son eficientes, deben probar desde ahora que no van a esperar dos años más para recién ver qué se puede hacer para amortizar el valor del proyecto; y es más, si están conscientes de la importancia de dar agua a los campesinos, más que cualquiera debieran ya estar en reuniones con el MAG, con INIAP, con el INDA, con el BNF y la CFN, e incluso con los bancos que ahora son estatales para que tengan todo a punto para la generación de capacitación, de tecnología, de comercialización y básicamente de créditos que permitan generar tanto que no solo se abastezca la demanda interna, sino que la exploración de mercados externos grafiquen la verdadera potencialidad de nuestros productores.

Martes 05 Diciembre 2006 | 21:30

Y de manera urgente, a los macro proyectos que hay en Manabí es una obligación que no amerita discusión por parte de nuestros principales entes de desarrollo. Por ejemplo, en estos días se anunció en la CRM que el Banco Central dio todos los avales para poner operativo el crédito del Bede para la construcción de la segunda fase de los canales del sistema Carrizal-Chone, y con seguridad que por estos días se firmará el contrato de construcción y se iniciarán las obras de ese importante proyecto. ¿Pero se están aparejando los otros componentes de esa obra? La respuesta el obvia, ¡no! Y por allí es que comienza a perder nuestra provincia. Es decir, ¿qué pasa con la titularización de las tierras, con la capacitación tecnológica, con la diversificación productiva, con los créditos y hasta con la misma comercialización? Pues absolutamente nada, porque nuestros entes de desarrollo lo que esperan es que se termine una fase o toda una obra para recién planificar qué mismo es que se puede hacer con ella. Entonces el proceso debe ser a la inversa, y si ya se ha probado que empresas como Odebrecht entregan anticipadamente los trabajos que contratan, ¿por qué esperar aquello para comenzar a devengar el costo de cada proyecto? ¿O es que entidades como la CRM les gusta que les señalen que, por ejemplo, de la primera fase de esos sistemas de canales aún no se los utiliza en un porcentaje mínimo porque no se preocuparon de la organización de los productores para que le saquen el máximo de provecho en tan cuantiosa inversión? Ojalá y los funcionarios del nuevo régimen tengan muy claro este escenario de la producción y en el menor tiempo comiencen a mostrar signos de hacer las cosas diferentes, por lo menos en desarrollo agropecuario, pues no sólo deben dar cuenta de utilización de tantos millones en obras hidráulicas ya terminadas, sino que el arranque de nuevos proyectos de la misma característica ( Sancán, Jama, Ayampe y otros) no deben esperar tantas décadas, si no más bien impulsarlos, con todos sus componentes, para probar efectivamente las potencialidades de nuestra tierra y su gente.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala