Actualizado hace: 15 minutos
EDITORIAL
Conciencia ciudadana

La estación invernal se aproxima. Hay los primeros indicios de que las lluvias se acercan y éstas llegan cargadas de esperanza y de preocupación para los manabitas.

Lunes 04 Diciembre 2006 | 17:24

Da alegría porque se regarán los campos y esto es imprescindible para los productores, se llenará la central hidroeléctrica de Paute y se alejarán los apagones. Sin embargo, con aguas llegan los deslaves y las enfermedades. En Portoviejo, el Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria ya está haciendo las fumigaciones del caso, para evitar la proliferación de mosquitos y otros insectos portadores de enfermedades. Sin embargo, es necesario que los ciudadanos manabitas sean responsables del entorno de su hogar, por lo que deben botar los recipientes que puedan guardar agua, deben cortar las malezas, y eliminar la basura que se convierte en foco infeccioso prontamente. El objetivo debe ser que con el trabajo conjunto entre las autoridades de salud, municipios y la comunidad, se busque eliminar todos los peligros y enfermedades que se presentan en invierno como son el dengue, paludismo, etc. Lamentablemente hay un problema mayor. Se trata de la presencia de casas ubicadas junto al río Portoviejo, las que cada invierno se ven afectadas con las crecidas del afluente; otro riesgo se vive en las colinas que están desforestadas y con las lluvias se pueden producir deslaves sin o con consecuencias que lamentar, como ya a ocurrido en años anteriores. En este último aspecto se necesita más control y sanciones para quienes continúan deforestando las colinas o para quienes se asientan junto al afluente sin respetar la Ley de Régimen Municipal.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala