Viernes 25 Julio 2014 | ACTUALIZADO HACE: 2 horas 18 minutos
Argentina

Fernández emprende primer viaje al exterior

Lunes 08 Noviembre 2010 | 14:20

La presidenta argentina, Cristina Fernández, partió hoy rumbo a Seúl, donde participará de la cumbre del G20, en su primer viaje al exterior tras la muerte de su esposo y antecesor, Néstor Kirchner.

La mandataria, que llegará a Seúl el miércoles tras una escala técnica en Estados Unidos, participará de la cumbre junto al canciller argentino, Héctor Timerman, y el ministro de Economía, Amado Boudou, según confirmaron hoy fuentes oficiales.
A su llegada, su primera actividad oficial será la de presidir la mesa redonda sobre finanzas de la segunda sesión de la Cumbre de Negocios del G20.En esta reunión, previa a la cumbre de jefes de Estado, participarán además el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, y el secretario de la entidad, José Ignacio de Mendiguren.
A la mesa sobre finanzas asistirán gerentes generales de una treintena de compañías multinacionales y Fernández cerrará el encuentro con un discurso.El jueves, la presidenta argentina visitará el Museo Nacional de Corea, donde será recibida por el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, y más tarde asistirá a la cena de honor para los jefes de Estado asistentes a la cumbre del G20.
El viernes, Fernández asistirá a las dos sesiones plenarias de la cumbre y luego participará de la cena de gala para los jefes de Estado y los directivos empresarios, tras lo cual regresará a su país.El canciller argentino, Héctor Timerman, adelantó la semana pasada que Fernández volverá a defender en el G20 el rol activo del Estado para que los países se recuperen de los efectos de la crisis global.
El ministro dijo que los planes para salir de la crisis y la guerra de monedas serán dos de los principales temas que se abordarán en la Cumbre del G20.Timerman adelantó que los jefes de Estado discutirán "cuáles son las estrategias para salir de la crisis en aquellos países que han tenido políticas fiscales intensas y que en estos momentos desean empezar a retirarse".
"Nosotros tenemos una visión distinta. Creemos que hay que seguir apostando al rol del Estado y la realidad ha demostrado que nuestra política ha funcionado", sostuvo.El año pasado, por efecto de la crisis global, la economía argentina sólo creció un 0,9 por ciento, pero para este año se espera que la expansión sea del 9 por ciento, de acuerdo a las últimas previsiones del Banco Central.
"El otro tema es el de las monedas, cuál es el verdadero valor de una moneda para que haya un equilibrio en el mundo. Pensamos que la tasa de interés juega un rol importante. La baja de las tasas de interés hace que haya flujos de capitales negativos para muchos países, y eso afecta al comercio", apuntó Timerman."Son temas áridos pero que hacen después al bienestar de los pueblos", añadió.
Hace unas semanas, Fernández dijo que en el G20 "se tratará de lograr un poco de cooperación, porque lo que se está viendo ahora es una gran guerra de monedas, de competitividad, en definitiva, y por ver quién coloca mejor sus productos y cómo se traslada la crisis".
Consideró que "tal vez algunos estén diseñando políticas para trasladar la crisis a terceros países" y, ante este escenario, los países en desarrollo tienen "que ir tranquilos y cada uno exponiendo lo que entiende como políticas a nivel global, así como la regulación de los movimientos de capital global, las calificadoras de riesgo y los países con secreto bancario".
 


+ NOTICIAS

Nicaragua acogerá encuentro latinoamericano y caribeño de estudiantes

Educación | 18:47 Nicaragua acogerá del 17 al 23 de agosto próximo el XVII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes (CLAE), en el que se espera la participación de al menos 4.000 alumnos de diferentes países del continente americano, informó hoy el comité organizador.

Justicia dicta acusación contra militares por desviar dineros de Pinochet

Chile | 18:39 La Justicia chilena dictó hoy una acusación contra seis militares que desviaron dineros fiscales a las cuentas secretas que el dictador Augusto Pinochet mantenía, bajo nombres falsos, en el Riggs Bank de Estados Unidos y en otras entidades financieras extranjeras.