Actualizado hace: 2 horas 18 minutos
UN COMPOSITOR BACANO
Besukeo morenal de Dalmar
MORENITA Besable, majukeable, ¡hmm-amable! Y muy cantable

Si le preguntamos ¿quién es Álvaro Dalmar? Será bien jodío que nos diga la plena: que era un compositor colombiano autor de muchas lindas creaciones. Pero si le preguntamos si ha oído la canción “Bésame, morenita”, es probable que, en vez de responder, comience a cantar: “Mira, quiéreme, bésame morenita”. Y hasta puede suceder que recuerde que uno de los primeros en grabarla con gran suceso fue el barranquillero Nelson Pinedo con la cubana Sonora Matancera.

Lunes 04 Diciembre 2006 | 16:12

El maestro nació un día cualquiera de 1925, en Bogotá, Colombia, hijo de José Zambrano y Tránsito Bermúdez (oséase que cualquiera creería que se trata de un manaba: Álvaro Zambrano Bermúdez). A los 17 años, se fue a New York y estudió en la pitukerísima academia de música Julliard en la cual llegó a doctorarse, para que lo sépalo. Y allá en Gringolandia componió más de cien obras clásicas para guitarra y dio un recital en el Town Hall (19 de abril de 1949), nada menos. Después, compuso para Virginia López, Pedro Infante, Alfredo Sadel, Edith Piaff, Javier Solís… Su carrera tuvo enorme fuerza internacional. Otra de sus canciones de gran éxito es “Amor se escribe con llanto”. Detalle curioso es que sus mayores logros en la música popular, incluso “Bésame, morenita”, los compuso fuera de su patria, en Estados Unidos. En todo caso, el primero en grabar el bambuco “Bésame, morenita” fue el gran barítono colombiano Carlos Julio Ramírez. Y el más reciente, el grupo “Los Romanceros”, con la magnífica voz de Víctor Manuel Cedeño Mieles. El maestro murió en Bogotá el 17 de mayo de 1999.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala