Actualizado hace: 12 minutos
PORTOVIEJO
Volquete a exceso de velocidad y sin luces arrolló a un menor
La madre de Byron llora consternada sobre su cadáver que será sepultado hoy en el cementerio de la parroquia Picoazá

El llanto de los esposos Roy Intriago y Vanesa Posligua era inconsolable y no era para menos. En la sala de su hogar el cuerpo de su hijo Byron Alejandro, de 13 años, era velado, luego de que las pesadas llantas de un volquete le pasaran por encima.

Domingo 03 Diciembre 2006 | 22:11

Con palabras entrecortadas, el padre de la víctima narró que aproximadamente a las 05h00 de ayer él y su hijo salieron de su vivienda ubicada en la entrada al restaurante El Tomate, en la vía a Crucita. Tenían previsto retirar la cabeza de un cerdo que previamente habían vendido. Expresó Intriago que al pretender cruzar observaron que un volquete de color azul circulaba por el lugar razón por la que esperaron. Sin embargo, una vez que pasó ese trasporte se disponían a atravesar la calzada sin percatarse que atrás venía otro volquete de color amarillo, a gran velocidad, y sin las luces encendidas. Llantas lo trituraron “El golpe fue brutal, el pesado transporte arrastró a mi hijo unos cuatro metros y a mi también me revolcó, manifestó Intriago, quien presentaba hematomas y excoriaciones. Comentó que al ver el cuerpo de su hijo no sabía qué hacer, ya que el conductor del automotor que lo atropelló se dio a la fuga y como aún era muy temprano por el lugar no había mucha gente. Miembros de la Policía se hicieron presentes en el lugar. Posteriormente los restos del menor fueron llevados al domicilio de sus padres. Byron era el mayor de dos hermanos. Estudiaba el primer año en el colegio 18 de Octubre. Según sus familiares era un niño aplicado y obediente que por su don de persona era muy querido. INVESTIGACIÓN Se realizan las averiguaciones para conocer el nombre del conductor.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala