Actualizado hace: 5 horas 6 minutos
Horacio Hidrovo | Telf. 05-2931387
La soledad de los jóvenes
Horacio Hidrovo | Telf. 05-2931387

Con zapatos remendados, basta ancha, pantalones parchados, mochila sobre la espalda, entre peinado y despeinado, con tres botones abiertos en la camisa, van los jóvenes del siglo 21 por las calles del mundo.

Domingo 03 Diciembre 2006 | 20:37

La excepción está representada por una minoría, donde todavía los jóvenes encuentran una respuesta a sus preguntas por parte de los padres, de los profesores, o de algún amigo que los comprende. Van y no van, avanzan y se detienen; van con las miradas perdidas contemplando a lo lejos un camino torcido, entre tinieblas y rostros contrahechos. Ellos, los jóvenes vacíos, perdieron la sobremesa, la conversación diaria con los padres, la canción de la abuela o el diálogo fraterno y amigable del abuelo. Y lo más terrible, lo que duele, es que nadie va en busca de ellos, de su soledad, de sus abismos interiores, de su silencio y de su cinturón suelto donde ya la estética no es importante. Mientras todo esto ocurre, los candidatos presidenciales, los funcionarios públicos, las instituciones educativas, no sólo que no advierten esta soledad, sino que están preocupados por construir aceras y bordillos, pasos de desnivel, preparando más maquillaje para hacer hermosas las ciudades, brindarlas al turismo, olvidándose que más allá de esos espacios, hay un dolor desgarrador, canastos vacíos, estómagos desesperados. Por lo menos hacemos la pintura de un joven vacío que pasa por una de las calles latinoamericanas, sumergiendo sus miradas en un horizonte que nunca alcanzó a ver. Algún proyecto debe aparecer en medio de la inercia del gobernante de turno, de su acostumbrada vanidad, de su buen toque para vestirse, de su andar con marketing. Alguien tiene que hacer algo por la soledad de los jóvenes, revertirla, cambiarla, traducirla en sonrisa, en proyecto serio hacia el futuro, de tal manera que ellos formen parte del eje de desarrollo, un desarrollo social, no el que está de moda, el que beneficia a unos pocos, sino el que siendo global genere cambios sustanciales en una sociedad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala