Domingo 23 Noviembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 56 minutos
DESTACADAS
EL CARMEN

Tres muertos en accidentes de motos

Domingo 03 Octubre 2010 | 00:00

Los dos accidentes de moto que el último viernes produjeron la muerte trágica de tres hombres y heridas a otro son la muestra de lo peligroso que es movilizarse en ese tipo de vehículos en El Carmen.

Julio Robles, chofer del carro de rescate del Cuerpo de Bomberos, manifestó a El Diario que desde mediados del año 2009, en que fue adquirido el vehículo de primeros auxilios, hasta inicios de septiembre del 2010, se ha recogido a 23 heridos y a 42 muertos en diferentes casos de accidentes de tránsito. No se consideran los otros casos de personas accidentadas que son recogidas por patrulleros o automotores particulares para ser llevadas al centro de salud o que simplemente retoman la motocicleta y continúan su recorrido.
Los registros relatan que por lo menos una persona muere cada mes en accidentes de motocicleta en El Carmen y por lo menos una resulta herida cada día.

 mes de 5 muertes. El primer día del septiembre murieron José Zambrano Pazmiño (26) y Daniel Fernando Zambrano Delgado (16) cuando la motocicleta en la que se movilizaban chocó con un camión en la parroquia 4 de Diciembre. A las 11h30 del viernes 24 de septiembre en la vía que comunica a El Carmen con la parroquia San Pedro de Suma murió Remigio Wladimir Loor Valencia (27) cuando impactó con una camioneta, mientras su acompañante de viaje y amigo, Luis Mario Baluarte resultó gravemente herido. Ni bien oscurecía ese día cuando en la lotización Restrepo la motocicleta en la que viajaban Jonás Alfredo Chamorro (45) y Raúl Armas Briones (38) fue embestida por un bus de Reina del Camino y ambos murieron.
Generalmente quienes se ven involucrados en accidentes de motocicleta son jóvenes de entre 17 y 25 años. El Diario llegó al sitio La Esperanza y entre los 11 jóvenes que encontró agrupados, nueve de ellos dijeron haber sufrido accidente leve o grave.

 testimonios. Milton Moncayo Cedeño (20) recordó que la noche del 13 de agosto del 2009 se accidentó junto a un compañero de la universidad cuando regresaban a su casa; durante los ocho meses que estuvo internado en un hospital de Quito fue sometido a treinta cirugías en su rodilla izquierda, aún así perdió parte de ella. Cuatro días antes Ricardo Burgos Loor (22) también se accidentó en la vía que comunica a El Carmen con La Bramadora, estuvo quince días en coma y debió ser operado en el cráneo para extraerle un coágulo de sangre del cerebro y se mantiene con platino en el pómulo izquierdo. Entre los accidentes que más han conmocionado a la colectividad carmense se destaca el ocurrido la tarde del 30 de noviembre del 2008, cuando la motocicleta que conducían por la vía El Carmen-Pedernales los hermanos Elvis Adrián (23) y Gabriel Antonio García Espinoza (18) fue chocada por un camión que los mató de contado; Fernando García Tumbaco y Mariana Espinoza aún no encuentra consuelo y se preguntan ¿qué hicieron para merecer la trágica muerte de sus hijos?
El 2 de noviembre del 2009 en el sitio Chontillal, de la vía El Carmen – Chone, la moto que conducía Juan Carlos Molina Delgado (22) chocó con una que venía en sentido contrario y en la que viajaban Estalin Javier Alcívar (20) y su novia Maryuri Cedeño Mendoza (16), los tres murieron al instante.
Eduardo Fernando Ferrín Zambrano (31) murió el 6 de febrero del 2010, cuando la motocicleta en la que iban  chocó con un furgón estacionado en el sitio La Esperanza, su muerte conmocionó a la colectividad porque se trató de un conocido profesional.<

 

Falta infraestructura para las emergencias

El Carmen sólo cuenta con un hospital básico, que no tiene capacidad resolutiva para responder a las emergencias de accidentes graves, por ejemplo carece de la unidad de traumatología y personal especializado para atender a los accidentados que muchas veces sufren fracturas a nivel del cráneo.
El hospital de Santo Domingo de los Tsáchilas es el más cercano a El Carmen, pero siempre está colapsado, pues por su ubicación atiende las emergencias  de cinco provincias vecinas; aún así tampoco cuenta con la unidad de traumatología y cuidados intensivos. Esa realidad obliga a los familiares de los heridos a trasladarlos a Portoviejo o Quito, en la mayoría de las ocasiones a clínicas particulares de Santo Domingo, originando grandes deudas a los familiares de los accidentados. <