Jueves 31 Julio 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 54 minutos
Enrique Delgado Coppiano

+ ARTICULOS

Enrique Delgado Coppiano

Chone: ¿Y el nuevo hospital del IESS?

POR Enrique Delgado Coppiano

Sábado 04 Septiembre 2010 | 00:00

Al actual hospital del IESS de Chone acuden pacientes de todo el centro norte de Manabí: Junín, Bolívar (Calceta), Tosagua, Sucre (Bahía de Caráquez), San Vicente, Jama, Pedernales, El Carmen, F. Alfaro y Pichincha, que lo hacen en busca de su derecho como afiliados de la entidad.

Actualmente en esta casa de salud existen 25.000 carpetas de afiliados, jubilados y del Seguro Social Campesino, todos son atendidos en medicina interna, traumatología, urología, ginecología, cirugía general y odontología. Los especialistas de traumatología, urología tienen ya comprometidos turnos hasta octubre del 2010.
Existe un hospital de 32 camas con una ocupación de 65 a 70%, más, la gran cantidad de jubilados, afiliados y S.S. Campesino, de acuerdo a evaluaciones realizadas,  claman porque se creen nuevas especialidades como serían: cardiología, geriatría, oftalmología, gastroenterología, endocrinología (existe un alarmante aumento de diabetes en la zona), otorrinolaringología, así como, fisiatría y un laboratorio de patología para evitar el pase de pacientes hacia otros centros del país del IESS que también están congestionados y a través del call center ofertan citas hasta para tres meses después. La demanda es muy grande sobre todo de personas jubilados de la tercera edad y las personas con determinadas discapacidades. Por todo esto queda demostrada la urgente necesidad de que se concrete la promesa del actual Director Nacional del IESS, distinguido funcionario,  Econ. Ramiro González,  que la hiciera en los primeros meses del presente año.
Todos quienes dependen del IESS para el tratamiento de sus dolencias en  las  ramas ya enumeradas,  esperan que la oferta se convierta en hecho, pues los legítimos usuarios de 11 cantones de la provincia así lo esperan, y para tener una cobertura de hospitalización se proyecta tener un hospital con por lo menos 100 camas y que se doten de los profesionales en las citadas especialidades lo más pronto posible, proyectando la demanda actual y futura para algunos años en lo venidero.
Sin dejar al mismo tiempo de considerar que deben existir por parte de la entidad campañas de prevención sobre todo para los jubilados adultos mayores que resultan los más vulnerables por su edad a sufrir quebrantos en su salud. Igualmente la colectividad espera que todos los profesionales que están por jubilarse reciban los debidos beneficios de ley por su labor cumplida y que al producirse las vacantes estas sean llenadas con prontitud para evitar interrupciones a los tratamientos que están en proceso.  <

OTROS COLUMNISTAS