Jueves 24 Julio 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 40 minutos
José León Ibarra Sociólogo

LOS RESULTADOS DEL EX IERAC

Viernes 27 Agosto 2010 | 00:00

La provincia de Manabí, al ser creada el 25 de julio de 1825, abarcaba territorios que posteriormente pasaron a formar parte de Pichincha y hoy Santo Domingo de los Tsáchilas, así como también de la provincia de Cotopaxi.


El extinto Instituto Ecuatoriano de Reforma Agraria y Colonización (IERAC) se dedicó a la ingrata tarea de repartir grandes extensiones territoriales del Estado, que eran vírgenes y con abundante flora y fauna y fuentes hídricas, a los políticos de turno y militares en servicios activo y pasivo.
Sus bosques fueron talados para explotar su madera y convertirlos en pastizales y en cultivos de ciclo corto, que poco después se convirtieron muchos en eriales y depredadas su micro cuencas.
Es irónico que el ex IERAC se haya convertido en el mayor culpable del minifundio y de la deforestación del Ecuador por la forma anti-técnica que se colonizó las tierras baldías, ya que no se priorizó a la biodiversidad articulada a una explotación agropecuaria técnica, con sistemas  de sifones para utilizar las micro cuencas y sin estabular el ganado.
En épocas del triunvirato militar y de Rodríguez Lara, los campesinos se vieron obligados a deforestar las montañas para que no fueran consideradas tierras ociosas en ser intervenidas por el IERAC.
Manabí y Esmeraldas fueron de las más afectadas, pues por la políticas del IERAC se llenaron de colonos especialmente provenientes de Pichincha; es decir, trabajadores de las haciendas cuyos dueños generalmente vivían en Quito. Se formaron poblaciones con estos colonos, como es el caso de La Concordia en Esmeraldas y de La Manga del Cura en Manabí, cuyos territorios hoy aparecen como tierras de nadie.
En el caso de Manabí, se pretende perjudicarla una vez más por la clase política de Guayaquil, que siempre ha pretendido los territorios de La Manga del Cura de donde proviene el 80% del caudal de la Presa Daule-Peripa; incluso la CEDEGE ni siquiera consideró tener en su directorio un manabita o hacernos participes de la generación hidroeléctrica de la presa Daule-Peripa.
Un plebiscito en La Concordia y en La Manga del Cura, para preguntarles a los descendientes de los colonos a que provincia desean pertenecer, sería injusto y maniqueo, que contribuiría a la desunión de sus habitantes; desde la óptica histórica y del derecho territorial, muchos de ellos no se sienten ni esmeraldeños ni manabitas en un gran porcentaje, por lo tanto perjudicaría a la territorialidad ancestral obtenida desde la creación de estas provincias. <


+ NOTICIAS

CóDIGO MONETARIO FINANCIERO

René de la Torre Alcívar | 04:00 E l mencionado código se tramita en la Asamblea Nacional con trámite urgente (art. 140 de la Constitución). La Asamblea debe negarlo, modificarlo o aprobarlo en 30 días. Cuando la Asamblea no niegue, modifique o apruebe en el plazo señalado, el Presidente de la República lo promulgará como decreto-ley y se publicará en el Registro Oficial. Esto significa que entre en vigencia. Se trata nada menos y nada más de un cuerpo legal que reforma y deroga varias leyes y da mucho poder al Estado para dirigir y planificar la economía del país y el sistema financiero.

Sólo sugerencias

Jorge Zambrano García | 04:00 P ortoviejo, como capital de provincia y con casi 500 años de fundada, necesita día a día que todos los ciudadanos que la habitamos colaboremos de alguna manera en tratar de solucionar los complejos problemas de una ciudad pujante en su desarrollo económico y poblacional.

Foro de Interculturalidad

Libertad Regalado Espinoza | 04:00 C entro Cívico Ciudad Alfaro, Senescyt, Universidad Laica Eloy Alfaro, Universidad Andina Simón Bolívar.

Solidaridad con entidades de apoyo social

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 A nte la evidente ausencia de capacidad para que el Estado, a través del gobierno, pueda atender las innumerables necesidades del pueblo ecuatoriano, surgen las entidades particulares que, integradas por personas voluntariosas, asumen responsabilidades que persiguen lograr algo de aquello que no se cumple oficialmente.

El río Portoviejo llora

| 04:00 E s una pena, por decir lo menos, transitar por el cauce del río Portoviejo desde su inicio en la represa de Poza Honda, allá por el sitio Las Mercedes, de la parroquia Ayacucho del cantón Santa Ana, hasta su desembocadura misma en el océano Pacífico, debido al trato criminal que en verdad le dan los moradores de los lugares por donde este pasa, y que aunque parezca mentira, en el sector poblacional donde mayor mal trato se le infiere es en lo comprende el cantón Portoviejo, en su paso por la ciudad.

El agua potable de San Vicente

| 04:00 El escaso suministro de agua potable a San Vicente ha sido motivo de variados comentarios que nos ha tocado hacer a través de esta columna de opinión, haciéndonos eco de los reclamos ciudadanos ante esta anomalía de años que van contra de los derechos otorgados por la Constitución y las leyes que nos rigen, ya que es obligación el brindar servicios públicos con eficiencia, calidad, cantidad y regularidad. Parecería que ante la casi ninguna presión ejercida por representantes del sector público y privado, los llamados a dar ese suministro del elemental liquido han hecho caso omiso ante los aislados reclamos ciudadanos, marginando así a un segundo plano esta obligación de dar agua potable a tan importante sector de la geografía manabita, como lo es San Vicente.

Qué pasa...

| 04:00 A sí como los niños preguntan qué es, para qué, cómo y por qué, los adultos de la época actual nos peguntamos “qué pasa…” Y mientras más investigamos y más respuestas surgen, tenemos nuevos qué pasa, porque seguimos sin entender las variables donde sólo había constantes, y con cada vez mayores variaciones.

El paro de los futbolistas

| 04:00 La Asociación de Futbolistas Ecuatorianos, agrupación que integra a la mayoría de los profesionales de este deporte en el país, ha declarado un paro de actividades por el incumplimiento de los clubes de fútbol a sus obligaciones contractuales.

Crimen de lesa cultura

| 04:00 Las sociedades tienen pleno derecho a preservar y fortalecer sus fuentes de cultura; aniquilar o desmantelar aquellas fuentes es condenar a las sociedades al oscurantismo, al atraso y la barbarie. Atentar contra la cultura es ignorar los conocimientos que el hombre ha venido adquiriendo y recopilando a través de todos los estadios históricos por los que ha atravesado; es despreciar la sabiduría, aborrecer la inteligencia y arremeter con animalesca brutalidad contra todas las excelsas manifestaciones del espíritu.