Domingo 20 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 45 minutos
Enrique Delgado Coppiano

+ ARTICULOS

Enrique Delgado Coppiano

Chone: su fiesta grande

POR Enrique Delgado Coppiano

Sábado 24 Julio 2010 | 00:00

Saludamos a todos los chonenses residentes y los miles que abandonaron el lar nativo en busca de nuevos horizontes, que en su gran mayoría lo han conseguido, y no dejan de volver al lugar en que nacieron, para darse el abrazo fraterno, caluroso, de amistad sin límites para los familiares y amigos.

Ellos, como los que nos quedamos aquí, siempre abrigamos la esperanza de que Chone sea mejor, que recupere su brillantez cultural e ideológica de progreso que siempre tuvo,  y que quienes vienen después de nosotros se sientan agradecidos de la presente generación.
Por eso en este día grande del chonerismo, en su fiesta aniversario de autonomía cantonal,  queremos  decirles,  que hoy más que nunca debemos de estar unidos frente a los desafíos futuros. Durante muchos años se ha esperado con anhelos y esperanzas la obra del Proyecto de Propósito Múltiple Chone, que hoy tiene muchos adeptos y algunos que lo reprueban, pero debemos recordar que las inundaciones y sequías alternadas no nos han permitido desarrollarnos con todo ímpetu que el espíritu chonense siempre ha albergado y demostrado en sus esfuerzos de un vivir mejor.
Respetando el criterio ajeno, debo manifestar que todo macro proyecto hidráulico tiene impactos técnicos, ecológicos y sociales,  ninguno puede soslayarse, todos tienen que ser atendidos y tomados en cuenta, en particular  en el siglo XXI, en que existen métodos y medios para lograr una aceptable remediación de los mismos .
En el campo técnico y de seguridad de la obra, debemos escuchar las voces de ingenieros, arquitectos, especialistas en mecánica de suelos, para examinar los estudios generales del proyecto, sus alcances, su seguridad estructural y la seguridad técnica de que la obra cumpla su cometido, especialmente en la represa de Río Grande y los beneficios que entregará a más de 150.000 habitantes, con obras complementarias como vías de acceso, puentes, caminos vecinales, obras educativas y comunitarias indispensables; igualmente habrá que contar con un equipo de profesionales en psicología, sociólogos, visitadores sociales que tienen que explicar los beneficios del proyecto, mitigación de las inundaciones y tener agua almacenada para cuando haya sequía,  pues los dos problemas han afectado a los seres humanos que han emigrado por miles del cantón y a las necesarias actividades sociales, económicas, de crecimiento comercial e industrial que no podrán nunca avanzar,  si no hay suministro seguro de agua, que también la requieren las actividades agropecuarias  de los hermanos campesinos y los que reciben la producción alimentaria que ellos generan.
El diálogo y la razón deben conducirnos a solucionar cualquier disconformidad, hablando todos nos podemos entender y esperamos que así ocurra, en homenaje a Chone, a los que vienen después de nosotros, a fin de que todo llegue a ser beneficioso, que nadie se sienta  ni salga perjudicado, en el camino del bienestar colectivo.

OTROS COLUMNISTAS