Actualizado hace: 14 minutos
Tecnología
Cuando el auto reclama atención

El dueño de un automóvil debe saber que el uso no es solamente sentarse, encender y arrancar. También se requiere estar pendiente de una serie de necesidades a nivel mecánico.

Miércoles 21 Julio 2010 | 00:00

El usuario siempre quiere que el vehículo arranque al dar vuelta la llave del encendido. Lo mejor que puede hacer para extender la vida útil del mismo es cuidarlo y lograr también reducir costos, lo que significa ahorrar dinero.
Llevándolo al service rutinariamente se puede cumplir con ese propósito. Todos los fabricantes de automóviles tienen una agenda de períodos recomendados para realizar los servicios de mantenimiento para cada vehículo que ofrecen en el mercado.
Por lo tanto, hay que seguir esas recomendaciones. El mejor lugar para completar la tarea en un vehículo nuevo y bajo garantía, es el concesionario en donde se lo adquirió. Es distinto cuando usted tiene un auto ya usado y fuera de garantía. A esa altura bien se puede tomar la decisión de continuar con el concesionario por los services regulares o buscar por cuenta propia un mecánico de confianza.

Servicios rápidos
Es de prioridad tener el aceite del automóvil renovado cada 5000 kilómetros. Es algo muy simple realizar el cambio del lubricante como una rutina de primer orden.
Llegado el momento se puede concurrir a uno de los servicios de cambio rápido o al mecánico conocido. El técnico puede revisar rápidamente la condición general del motor.
Controlará correas y mangueras y niveles del fluido de la transmisión y del fluido de frenos. También revisará el filtro de aire y la condición de los neumáticos.
Algunos de esos servicios al paso también ofrecen como un adicional, la limpieza del motor y del radiador. Si llegan a encontrar algo que pueda ser potencialmente serio, se lo dirán al propietario del vehículo y le sugerirán llevarlo al mecánico.
Los autos han cambiado con el paso de los años y muchos técnicos usan hoy computadoras para diagnosticar problemas. Así, el dueño tendrá la posibilidad de recibir una descripción del problema mecánico.
Si fue cuando el auto se encontraba frío o luego de calentarse, si sucedió cuando estaba detenido con el motor en marcha o cuando estaba acelerando y asi por el estilo. Todo ayuda para mantener el vehículo.

Comprobar el tipo de aceite

El aceite del motor es su sangre. Si es muy grueso, no circula. Si es muy delgado, no puede proteger. Si está muy sucio, actúa como lija. Si es muy viejo, permite la formación de ácidos que corroen las superficies.
Siempre hay que cambiar el filtro de aceite con cada cambio de aceite. La calidad de los filtros varía mucho. Hay muchos filtros que no tienen buenas válvulas, tienen cartón donde debería ser metal o tienen solo el 30 por ciento del material filtrante que los otros. Muchos tienen papel tan débil que colapsan en el uso.
Algunos manuales de propietario recomiendan cambios de filtros cada dos cambios de aceite. Es mucho riesgo dejar un filtro que puede estar taponado o casi taponado.
Hay que tener cuidado con el tamaño o tipo de filtro. Hay estaciones de servicio que colocan lo que parece ser el filtro correcto a simple vista o aumentan el tamaño del filtro para tratar de hacer algo mejor. La verdad es que los filtros varían mucho. Las características básicas que tienen que cumplir son:
Rosca: puede ser métrica o por pulgadas. Si se coloca un filtro equivocado se “roba” la rosca y puede haber fuga con pérdida de presión, y puede soltarse.
Empaquetadura: Hay más de cien diferentes.
Válvula de alivio de presión: algunos filtros no tienen su propia válvula de alivio de presión, dependiendo de una válvula en el motor. Algunos tienen la válvula mal hecha y no funciona. Hay que buscar el filtro correcto para el auto que se tenga.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala