Actualizado hace: 6 minutos
Internacionales
Los científicos declaran una "nueva era" en la búsqueda de la vacuna contra el sida
Una imagen de la comunidad científica en la Conferencia SIDA 2010 de Viena, durante la alocución de Bill Gates.

El desarrollo de una vacuna contra el VIH ha entrado en "una nueva era", según los expertos reunidos en la Conferencia SIDA 2010 de Viena, aunque recordaron que quedan retos pendientes, como una mayor colaboración en el intercambio de información dentro de la comunidad científica.

Lunes 19 Julio 2010 | 15:34

"Con más de 2,7 infecciones nuevas por VIH cada año, la necesidad de una vacuna efectiva y segura es mayor que nunca", aseguró Peter Piot, presidente de la Iniciativa Global para una Vacuna contra el VIH, una alianza internacional de científicos, investigadores y donantes.

"Estamos en uno de los momentos más ricos en términos de investigación desde el inicio de la epidemia", agregó Piot, anterior director de Onusida, la agencia de la ONU contra el sida. El experto recordó que todo nuevo descubrimiento requiere de la necesaria financiación, debe de compartir sus resultados clínicos con el resto de la comunidad científica y contar con el suficiente apoyo gubernamental.
"Vivimos un renacimiento de las investigaciones sobre una vacuna contra el sida", admitió Seth Berkley, fundador de la Iniciativa, al recordar el reciente descubrimiento de anticuerpos que neutralizan algunas variantes del VIH y abren las puertas a nuevos desarrollos médicos.

Mejorar la comunicación
Para conseguir avances, es necesario mejorar la colaboración científica y la creación de objetivos prioritarios en la búsqueda de la vacuna que pueda reducir la incidencia de una enfermedad que afecta a más de 33 millones de personas en el mundo. "Debemos de unificar en una sola agenda científica diferentes niveles de investigación para una vacuna contra el VIH y aumentar el intercambio de datos", abogó Alan Bernstein, director ejecutivo de esta Iniciativa Global.
"No tiene ningún sentido que los resultados negativos de un experimento no se hagan conocer rápidamente a la comunidad (científica) de modo que nos ahorremos la repetición de resultados negativos. Igualmente, resultados positivos pueden ayudar a otros investigadores a continuar la investigación sin tener que repetirlos", explicó el venezolano José Esparza, director del programa de sida de la Fundación Bill&Melinda Gates.

"Compartir información no solamente nos va a ahorrar dinero, sino algo más importante, nos va a ahorrar tiempo, porque los que trabajamos en vacunas tenemos ese sentido de urgencia", resaltó el experto.

Recientes estudios han vuelto a hacer renacer las esperanzas en una vacuna contra el sida, una empresa difícil debido a la enorme mutabilidad del virus. En septiembre del año pasado un vacuna tailandesa contra el sida demostró una eficacia modesta, pero evidenció una tasa de infección menor en un tercio entre aquellos que se sometieron a la prueba científica.
Poco antes del comienzo de la conferencia, científicos estadounidenses consiguieron que un grupo de anticuerpos defendiera el organismo contra un abanico de cepas del sida, lo que también ha dado esperanzas de desarrollar una vacuna a medio plazo. "Se están dando avances, pero es imposible saber cuándo todo ese conocimiento se traducirá en una vacuna", recalcó Berkley.
Sin embargo, no todos los científicos están convencidos de los beneficios de continuar financiando investigaciones para una vacuna, debido a que consideran que ésta es imposible de encontrar por la naturaleza del virus.
Pero para Esparza, "una vacuna es la única forma de parar la epidemia del sida", y además, de encontrarse, también supondría ahorrar enormes cantidades de dinero en tratamientos tradicionales, explicó Esparza.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala