Actualizado hace: 31 minutos
La marcha de Portoviejo
La marcha de Portoviejo
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

Lunes 19 Julio 2010 | 00:00

Convocada por la Universidad San Gregorio, la ciudad, o parte de ella, se expresó. El propósito fue “levantar la auto estima colectiva”. La iniciativa no pudo ser mejor y al mismo tiempo oportuno porque con frecuencia que acongoja la ciudad parece sumirse en un quemeimportismo que asombra.

En ocasiones, la impresión que causa en algunos visitantes que esporádicamente la visitan es que a nadie le interesa que la ciudad avance y  otros es peor: se forman la idea que todo el  mundo se acostumbró a vivir así y por eso a nadie importa lo que pasa. De manera que unos y otros  cuando  regresan, se van llevando la opinión que  Portoviejo es una ciudad que le encanta vivir con sus problemas, que disfruta marchar en el mismo terreno, que le es indiferente  el progreso. Que si viene, viene, sino también. Da lo mismo.
Esto, como lo sabemos los portovejenses de nacimiento y corazón, es falso. Todos queremos que la ciudad transite por los caminos del bienestar, nadie está loco como para disfrutar con el atraso. Lo que buscamos, los que vivimos aquí,  es que a la ciudad se la perciba como un espacio para vivir bien, cerca del mar y del campo, que se transforme en un modelo de comunidad,  que a los que la visiten por cualquier motivo les  queden ganas de volver y que sus problemas se resuelvan o encuentren el camino de la solución de tal manera que los portovejenses podamos decir: “en X tiempo, la ciudad tendrá esto y lo otro por lo que la vida será mejor”.  De manera que una marcha para levantar un alicaído autoestima colectivo, viene como anillo al dedo porque impulsa este cariño que todos tenemos a Portoviejo. Es asunto de concretarlo.
Pero, después de la marcha, ¿qué viene? Esta es la pregunta del millón de dólares. Pero antes habría que contestar otras. ¿Será verdad, como dice el Presidente, que en Portoviejo se paga menos impuestos municipales que en Machala?  ¿Es cierto acaso que luchas intestinas dentro del municipio impiden que se concreten las obras prioritarias de la ciudad? ¿Se puede modificar la asignación de renta per-cápita? ¿Está realmente el municipio económicamente incapacitado de arreglar 100 metros de calle en una de las entradas principales a Portoviejo? ¿Estamos  cumpliendo todos los habitantes de Portoviejo con la ciudad? Barrer nuestras veredas, pagar los impuestos y pintar nuestras casas, ya sería un gran aporte.
En fin, la marcha por el auto estima, muy bien concebida y con excelentes propósitos, debe conducirnos a una mejor ciudad. Esto no hay que perder de vista y es sobre lo que debemos estar atentos. Caso contrario, pasará a la historia local como un humilde saludo a la bandera y una hermosa iniciativa.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: