Actualizado hace: 3 horas 41 minutos
Rolando Arturo Montesdeoca Cedeño romoced@hotmail.com
Represa Río Grande

"A la naturaleza se la domina obedeciéndola" (Francis Bacon, 1561-1626). Es una frase poderosa, más aún en nuestros tiempos, donde por más esfuerzos que haga el hombre para dominar su entorno mediante obras de infraestructura civil, vienen tarde o temprano los elementos a recordarnos la realidad.

Domingo 18 Julio 2010 | 00:00


Y la realidad se aprehende siendo observadores de lo que pasa en nuestro entorno y aprendiendo de sus lecciones. Quienes hemos sufrido en carne propia los avatares de ver inundar nuestras tierras para siempre, quienes han visto fallecer a sus familiares ante la imposibilidad de transporte en vías acuáticas cerradas por malezas acuáticas, quienes, en definitiva, fuimos desplazados ante la construcción de Poza Honda, La Esperanza, Daule- Peripa y Baba; a los hermanos campesinos choneros, la verdad es más poderosa que un torrente: la represa de Río Grande no controlará las inundaciones de Chone.
Los beneficios que potencialmente dará serán inferiores ante los daños sociales, ambientales y de salud humana que causará. A 15 km de la Esperanza y 26 km de un ramal de Daule- Peripa, aumentará en la zona en época invernal la prevalencia de enfermedades trasmitidas por vectores. Inevitablemente el espejo de agua se llenará en poco tiempo del ubicuo lechuguín. ¿Se hicieron estudios de impacto ambiental reales? ¿cuándo se hizo la socialización del proyecto?, ambos requisitos indispensables en la Constitución de la República.
¿Por qué se insiste en la firma del contrato si hay serias observaciones al mismo en varias entidades del mismo gobierno? Hace casi 20 años se decía que con la represa La Esperanza se controlarían las inundaciones de la cuenca baja del Carrizal; desgraciadamente aquellos funcionarios que lo dijeron no siguen en el poder, porque fuera lícito que los campesinos de La Estancilla, Tosagua y Bachillero le planteen un juicio popular por engaño.
No esperaremos 20 años para desenmascarar a los que ahora vienen con los mismos cantos de sirena.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala