Actualizado hace: 3 horas 53 minutos
ENTREVISTA
"La tecnología reemplazó el arte de la fotografía manual"

La era tecnológica no lo sorprendió, la enfrentó.

Domingo 18 Julio 2010 | 00:00

Raúl  Villavicencio Loor es uno de los fotógrafos más antiguos de la ciudad.
Las cámaras son las mismas, sólo que con diferentes dispositivos. La digitalización trae mucha modernidad, pero también implica su esfuerzo, destaca.
Difumi-nación, retoques y otras correcciones que utilizábamos en nuestro tiempo, todo esto en un cuarto oscuro, a puro pulso y bajo la intensidad de un foco que encendía el calor, también se hace ahora con otras opciones, comenta.
La tecnología reemplazó el arte de la fotografía manual.
De su época de político, cuando fue concejal de Manta, guarda buenos momentos. No se manchó las manos y puede mirar de frente a todo el mundo.

El Diario. ¿Los rollos definitivamente desaparecieron?

•    Raúl Villavicencio.  Aún tengo algunos guardados en un baúl de los recuerdos. Este material fotográfico  en un principio eran negativos  en placas de vidrio, luego placas plásticas rígidas y con el pasar del tiempo se convirtieron en rollos plásticos en formatos de 127, 629 y 120.  Los últimos fueron de 35 milímetros.
Hoy son de escasa fabricación. Sin embargo, tengo reservas por si acaso y también cámaras antiguas.

ED. ¿Con el paso de la era manual a la digital pensó dejar la profesión?

•    R.V.  No. La fotografía ha sido mi única profesión y el pilar para mantener a mi familia.  Si cierro las puertas de mi foto estudio, seguro que mi vida se acaba.
Seguiré hasta que el Todopoderoso lo permita.
Le aposté a la tecnología con el apoyo de mi familia. Tuve que transformar y reequipar el estudio fotográfico que desde hace 42 años se ubica en Tarqui, en la calle 105 y avenida 108.

ED. ¿Cuál es la mejor foto que tomó?

•    R.V.  La del Papa Juan Pablo II cuando llegó Ecuador. Fue algo divino plasmar su imagen en mi cámara.
Más cuando antes de hacerlo nos dio su bendición al grupo de fotográfos designados para la cobertura de su llegada. Yo en ese tiempo trabaja para el Diario El Sol.

ED. ¿Con quién aprendió el oficio?

•    R.V. Con mi tío Lizandro Loor, uno de los maestros de la fotografía en Manabí. A los 13 años empecé a trabajar con él, quien tenía su foto estudio en Portoviejo. En cinco años aprendí el oficio.
Además estudié por correspondencia en una escuela de bellas artes de Los Ángeles, California. Allí me especialicé en los revelados y arte de la fotografía en blanco y negro.

ED. ¿Usted fue concejal, lo ha tentado nuevamente la política?

•    R.V. Sólo participé una vez. Fui concejal en la alcaldía de José España Tejena. La política tiene cosas buenas, pero más malas, por eso no seguí.
Hay muchos intereses y arreglos que no compartí. Sigo el camino de la honradez.
ED. ¿Por qué escogió Manta?

•    R.V. Es una ciudad de oportunidades. Mis padres se vinieron desde Calceta en busca de mejores días en Manta. Mi primer trabajo fue en el arte de impresión del periódico El Siglo, que en esa época tenía Emilio Bowen Cavagnero. Esto en 1962.
Allí conocí al extinto fotógrafo Javier Mendoza, con quien trabajé hasta el año 1968, cuando me independicé porque ya tenía mi familia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala